La Hora de la Verdad

Miguel Ángel Malavia

Por qué apoyo a UPyD en las elecciones

Debo ser uno de los pocos españoles que, tras votar a Mariano Rajoy en las derrotas electorales de 2004 y 2008, ahora que el PP parece estar ante una mayoría absoluta, creo que voy a optar (aún no estoy seguro, pues creo que Rajoy sería un buen presidente) por otro partido. En este caso, por UPyD. ¿Por qué? Pues porque el partido de Rosa Díez tiene lo que siempre me gustó del PP (una visión nacional, en principio, no proclive a ceder en cuestiones esenciales ante los nacionalistas) y, además, muchas otras cosas que, a día de hoy, no ofrece el PP.

¿Qué cosas? La propuesta de reforma de la Ley Electoral, en el sentido de que el voto de cada ciudadano valga lo mismo en cualquier parte de España; la recuperación por parte del Estado de las competencias en Educación (salvaguardando los acentos específicos en cada comunidad, incluida la lengua propia, aquí podría radicar un cambio profundo de cara al futuro); la defensa de una Justicia independiente (por la que no deba conocerse qué decidirá un juez según su supuesto “color” o clientelismo político); un nuevo modo de enfocar la política, entendida ésta como una vocación que se ejerce desde la trasparencia y el servicio al ciudadano (algo que, por ahora, han cumplido tras la adquisición de responsabilidades después de las elecciones autonómicas, renunciando a entrar en ningún consistorio y a los privilegios del cargo); o el rechazo de toda componenda con los partidos nacionalistas (incluida su propuesta, más relacionada con la eliminación de privilegios que con un debate ideológico, de eliminación de los conciertos económicos vasco y navarro).

Creo que nada de esto lo harían hoy ni PP ni PSOE, principales beneficiarios del modelo bipartidista que caracteriza nuestra democracia. Pero es que, además, en lo económico, UPyD ofrece una propuesta de cuya importancia me estoy concienciando realmente estos días: la implantación de un plan integral contra el fraude fiscal. ¿Por qué los politicastros no explican, con un lenguaje que todos podamos entender, que las grandes fortunas, las multinacionales y los principales bancos buscan todos los recovecos posibles para evadir el pago de impuestos? ¿Por qué no dicen que los propios Estados son los que patrocinan ese robo con tal de atraer a inversores extranjeros, para lo cual incluso les eximen en algunos casos del pago de sus tasas? ¿Por qué no reconocen que eso solo beneficia a una élite financiera y, en absoluto, a los ciudadanos de a pie? Al revés, todos perdemos muchísimo con el descenso de ingresos que deberíamos recibir y nos son robados.

Es muy triste saber que los grandes partidos políticos del mundo no hacen nada por combatir esta lacra que sangra nuestras economías y que, en gran parte, ha ocasionado la crisis. Es desolador sospechar que ellos mismos son parte del sistema que se lucra con la estafa a los ciudadanos. Es ruinoso intuir que, en España, PP y PSOE son cómplices, también en esto, de un elemento más que los convierte en factor esencial de un modelo que no cesa de privilegiarlos en todos los sentidos. De ahí que vea necesario aspirar a un partido que insufle aire fresco y que se haga notar en una legislatura que se prevé monocolor.

En esta búsqueda, nadie como UPyD me ofrece la imagen de un partido nuevo, moderno, regenerador, coherente y fiel a unas ideas básicas con las que una gran parte de la sociedad puede estar de acuerdo. En un contexto de crisis tan fuerte como el que padecemos, y que va mucho más allá de la economía, apuesto por la pureza de Rosa Díez.

MIGUEL ÁNGEL MALAVIA

Te puede interesar

Autor

Miguel Ángel Malavia

Conquense-madrileño (1982), licenciado en Historia y en Periodismo, ejerce este último en la revista Vida Nueva. Ha escrito 'Retazos de Pasión', ¡Como decíamos ayer. Conversaciones con Unamuno' y 'La fe de Miguel de Unamuno'.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Miguel Ángel Malavia

Conquense-madrileño (1982), licenciado en Historia y en Periodismo, ejerce este último en la revista Vida Nueva. Ha escrito 'Retazos de Pasión', ¡Como decíamos ayer. Conversaciones con Unamuno' y 'La fe de Miguel de Unamuno'.

Lo más leído