La Hora de la Verdad

Miguel Ángel Malavia

Montesquieu en la Constitución del 78

Se habla mucho de la reforma de la Constitución, pero todo queda en tal generalidad que muchos aprovechan para promover otro debate: donde dicen “reforma” en el fondo quieren decir “ruptura”, pretendiendo abolir la Constitución. Así que mejor hablemos al fin y de un modo real de la necesaria reforma de la Carta Magna, la más fructífera en toda nuestra historia por una esencia a salvaguardar: que no es de derechas ni de izquierdas. En ella cabemos todos.

Mi propuesta es anular algo que le resta enormemente credibilidad democrática. En el punto 3 del artículo 122, dentro del Título VI, que regula el Poder Judicial, se dice así: “El Consejo General del Poder Judicial estará integrado por el Presidente del Tribunal Supremo, que lo presidirá, y por veinte miembros nombrados por el Rey por un periodo de cinco años. De estos, doce entre Jueces y Magistrados de todas las categorías judiciales (…); cuatro a propuesta del Congreso de los Diputados, y cuatro a propuesta del Senado, elegidos en ambos casos por mayoría de tres quintos de sus miembros, entre abogados y otros juristas, todos ellos de reconocida competencia”. El punto 2 del artículo 123 recoge esto: “El Presidente del Tribunal Supremo será nombrado por el Rey, a propuesta del Consejo General del Poder Judicial, en la forma que determine la ley”. Y el punto 4 del artículo 124 dispone de este modo: “El Fiscal General del Estado será nombrado por el Rey, a propuesta del Gobierno, oído el Consejo General del Poder Judicial”.

Podría citar a Montesquieu, pero lo voy a reclamar de otro modo: señores políticos, representantes del Poder Ejecutivo, ¡alejen sus sucias manos del Poder Judicial! Una democracia en la que no haya una absoluta y radical separación de poderes es una falsa democracia.

Artículo publicado en Cuadrilátero 33, dentro del combate Propuestas para una reforma de la Constitución.

MIGUEL ÁNGEL MALAVIA

Autor

Miguel Ángel Malavia

Conquense-madrileño (1982), licenciado en Historia y en Periodismo, ejerce este último en la revista Vida Nueva. Ha escrito 'Retazos de Pasión', ¡Como decíamos ayer. Conversaciones con Unamuno' y 'La fe de Miguel de Unamuno'.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Miguel Ángel Malavia

Conquense-madrileño (1982), licenciado en Historia y en Periodismo, ejerce este último en la revista Vida Nueva. Ha escrito 'Retazos de Pasión', ¡Como decíamos ayer. Conversaciones con Unamuno' y 'La fe de Miguel de Unamuno'.

Lo más leído