Se encuentra ubicado próximo al lago Titicaca, Perú

Aramu Muru, la «Puerta Estelar» de los Incas

Según una profecía, la puerta se abrirá algún día y los dioses volverán en sus naves nodrizas

Aramu Muru, la "Puerta Estelar" de los Incas
Aramu Muru

Según el folklore andino, Aramu Muru esta puerta fue tallada por manos antiguas en una roca sólida, y se cree que fue utilizada por los Incas para esconder tesoros de los conquistadores españoles. Se dice que un túnel en el lado posterior de la imponente roca conduce a la Isla del Sol, en el lado boliviano del Titicaca, la cuna de la civilización Inca.

Contacto Travellers @monzonpaul

El área alrededor del Titicaca está repleta de los restos de piedra de la vida Inca y pre- Inca. La verdad es que sabemos poco acerca de muchos de estos sitios, pero uno de los más misteriosos es Aramu Muru, un imponente bloque de piedra rojiza con una «puerta» – que conduce a ninguna parte – tallada por antiguas manos desconocidas.

Según la leyenda local, la puerta que también conduce a una realidad paralela, fue utilizada por los incas como un escondite para un disco sagrado de oro que los españoles, conducidos obsesivamente por su sed de metales preciosos, es casi seguro que lo habría fundido en lingotes de haber conseguido poner sus manos en él.

Amaru Muru había sido prácticamente olvidado hasta el siglo 19, cuando José Luis Delgado Mamani, un hombre Aymara local, decidió buscar el » portal» que había oído de chamanes locales. Cuando por fin logro encontrarlo, entrevistó a las comunidades vecinas y encontró interesantes puntos de coincidencia entre sus relatos y las crónicas del siglo 16 de los conquistadores españoles.

Al darse cuenta de lo sagrado que Amaru Muru era para la gente local, los españoles incluso comenzaron a advertirles que era obra del diablo. Esa puede ser la razón por la que algunos todavía se refieren a ella como una «puerta de entrada al infierno.»

Con tan poca información acerca de los orígenes de Amaru Muru, tal vez no sea sorprendente que algunos autores modernos han afirmado que conduce a los «perdidos» continentes de Lemuria o incluso Atlantis.

La realidad puede ser en realidad mucho más fascinante, aunque también es probable que tome arqueólogos, antropólogos y otros expertos, una amplia y larga investigación para llegar a la verdad. Por ahora, sin embargo, Amaru Muru sigue siendo un recordatorio majestuoso, enigmático y de belleza inquietante tanto para los habitantes y visitantes del gran Imperio Inca y sus múltiples facetas que fueron quedando perdidos en el tiempo.

FUENTE HOTEL TITILAKA (Puno)

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído