LA MAYOR 'MIGRACIÓN' DEL MUNDO

Año Nuevo chino: más de 3.000 millones de personas salen de viaje asustadas por el coronavirus

Año Nuevo chino: más de 3.000 millones de personas salen de viaje asustadas por el coronavirus
El año de la rata, en el Calendario chino. PD

Mascarilla en la boca, el corazón en un puño y el culo bien apretado. Porque el coronavirus mata y se dan todos los ingredientes para que se difunda a velocidad de relámpago.

Y el más preocupante de todos es la llegada del Nuevo Año chino, momento en que se produce uno de los mayores movimientos migratorios del Planeta Tierra.

A la monstruosa aglomeración de gente, que empieza ya a copar estaciones de tren, centrales de autobuses y aeropuertos se suma el clima, especialmente templado justo cuando menos conviene.

Se espera que en el gigante asiático, justo en fechas próximas, viajen unos 3.000 millones de personas para celebrar la llegada del Año de la Rata, que es precisamente este sábado 25 de enero de 2020.

Millones de chinos viajan durante días desde las ciudades a sus distantes pueblos de origen para abrazar y pasar unos días con sus familias en la celebración más importante de su calendario.

Es un movimiento que paraliza China. Trabajadores y empleados se toman dos o hasta tres semanas libres.

Puertos de mercancías y fábricas echan el cierre y comerciantes y restaurantes hacen acopio de existencias en las semanas previas para satisfacer la demanda.

Aunque en los últimos años este parón se ha ido relajando, gran parte de China sigue con la costumbre de poner el cartel de cerrado por vacaciones.

Tan solo el año pasado, se pusieron a disposición del público 4.800 trenes y se programaron 532.000 vuelos entre finales de enero y principios de febrero para hacer frente al mastodóntico desplazamiento. Los viajen ya han comenzado hace dos semanas, y se estima que el retorno durará hasta finales de febrero.

Emergencia sanitaria

Por todo ello, el Consejo de Estado de China (el Ejecutivo) también decidió esta semana que los pasajeros sean sometidos a un control de temperatura en los aeropuertos, puertos, estaciones de autobuses y de tren.

El viceministro de la Comisión Nacional de Sanidad de China, Li Bin, también pidiño que «se minimice el contacto público». Una petición que se antoja imposible ante las imágenes de los chinos abarrotando las terminales de salida y viajando durante días en vagones atestados.

Los controles ya han comenzado a ser implantados también en algunos aeropuertos de EE UU con conexiones a las regiones centrales de China. El país norteamericano ya ha confirmado su primer caso de contagio del nuevo coronavirus.

Otros países, como Corea del Norte, ya ha cerrado las fronteras al turismo hasta que se determine la gravedad y el alcance de la nueva enfermedad.

Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído