LOS ENREDOS DE LA CASA BLANCA

Hillary Clinton: «Mi marido Bill no hizo abuso alguno de poder, porque Monica Lewinsky era una adulta»

La veterana política afirma que su esposo hizo bien en no renunciar al cargo de presidente

Hillary Clinton: "Mi marido Bill no hizo abuso alguno de poder, porque Monica Lewinsky era una adulta"
Hillary y Bill Clinton, con Monica Lewinsky. EP

Amor no manifiesta el más mínimo. Ni siquiera cariño. Pero Hillary Clinton defiende confiereza la ‘posición‘, porque a ella le va bastante en el embite (El discurso sobre la humillación sexual de Mónica Lewinsky: «Me llamaron puta» ).

Hillary Clinton ha declarado que la relación de su marido, Bill Clinton, con Mónica Lewinsky no fue un abuso de poder porque la entonces becaria de la Casa Blanca tenía 22 años y ya «era adulta» (Monica Lewinsky cumple 45 años y ya no parece la ‘becaria amorosa’).

En un momento de gran debate feminista y de auge del movimiento #MeToo, que ella misma ha defendido, ha sido preguntada en la CBS sobre si su esposo debería haber renunciado a la Presidencia después de que el asunto saliera a la luz, a lo que Clinton ha respondido:

«Absolutamente, no».

Preguntada de nuevo sobre si Bill Clinton habría cometido un abuso de poder, ya que un presidente de EEUU no podía tener una relación de consenso con una becaria, ha agregado que ella no lo ve así porque Lewinsky «era una adulta» (El cabreo de Bill Clinton al sumarse Monica Lewinsky al #MeToo).

La conducta sexual de Bill Clinton abocó en 1998 a un proceso de destitución, aunque finalmente fue exonerado por el Congreso. En marzo, en una columna en la revista Vanity Fair, Lewinsky afirmó que existió cierto «abuso inapropiado de la autoridad» por parte de él.

«Ahora me doy cuenta de lo problemático que fue hasta que los dos llegáramos a la cuestión del consentimiento. El camino que llevaba hasta allí estaba plagado de abuso inapropiado de la autoridad, posición y privilegio».

Durante años, esta californiana ha denunciado que solo ella pagó un elevado precio por lo sucedido, ya que mientras Clinton dejaba atrás la investigación del fiscal especial Kenneth Starr y seguía con su Presidencia, ella se vio «aislada laboralmente», lo que le generó un trastorno de estrés postraumático.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído