Los criminales tenían como aparato torturador estrella una silla de dentista

La Policía descubre en Bélgica una sala de torturas montada por narcotraficantes colombianos

Los mafiosos han huido a Dubái y Turquía, donde su captura es casi imposible

La Policía descubre en Bélgica una sala de torturas montada por narcotraficantes colombianos
La silla de dentista de los narcos, como potro de tortura y una escena de Marathon Man. PD

Un contenedor plateado por dentro, perfectamente insonorizado para que nadie oiga ni un grito; una silla de dentista clavada en el suelo con los mejores tornillos del mercado.

A la luz de esta imagen, quizá a muchos lectores -sobre todo los que ya tuvieran uso de razón hace 45 años cuando se rodó la película- se hayan acordado de ‘Marathon Man’, dirigida por John Schlesinger y que se estrenó en España en 1976, apenas muerto Franco.

El argumento del film es la búsqueda de unos diamantes por parte de un viejo criminal de guerra nazi, médico del campo de concentración de Auschwitz, Christian Szell, al que apodan ‘El ángel blanco’, interpretado por el genial Lawrence Olivier.

Éste cree que Dustin Hoffman sabe dónde están y en una de las escenas lo tortura para que hable.

Posiblemente, el concienzudo lavado previo de manos de Olivier antes de acometer su ‘trabajo’ es de lo más inquietante y perverso, como si le importara de verdad que su víctima no cogiera ninguna infección después de acometer torturas que solo en un dentista cabe imaginar.

El ‘odontólogo’ de Olivier -inspirado en realidad por la figura histórica del doctor Josef Mengele, famoso por sus perversos experimentos con seres humanos en los campos nazis, y que estaba escondido en Sudamérica cuando se estrenó el film-, actuaba más o menos igual que una banda de narcos colombianos, que acaba de ser desarticulada en Bélgica.

Este 12 de abril de 2021, la Policía belga reveló que, tras una serie de redadas, encontraron un contenedor en el puerto de Amberes con una silla de odontología, que se usaba para torturar personas.

Lo más grave, es que detrás de este escabroso hecho habría bandas colombianas.

De acuerdo con el diario británico The Guardian, esta sala de tortura se encontró gracias al fruto de la operación Sky, donde participaron 1.600 policías y se logró la incautación de 27 toneladas de cocaína.

El alcaloide alcanzaría un precio en el mercado de 1.400 millones de euros.

Se allanaron 200 puntos distintos de la ciudad, por lo que se logró el total desmantelamiento de una red de narcotráfico, que era operada en su mayoría por colombianos.

Algo que aterrorizó a las autoridades fue la sala de torturas que operaba en el contenedor, que además estaba insonorizado y había correas y esposas.

A pesar del allanamiento, no se logró la captura de ningún colombiano, pues muchos estarían instalados en Dubái y Turquía, donde su captura sería casi imposible.

Los tentáculos del narcotráfico colombiano son extensos, el pasado 1 de marzo, la Policía de Colombia informó sobre la relación entre narcotraficantes colombianos y un barco que se hundió en las costas de España, con más de cinco toneladas de cocaína a bordo.

En un principio, el diario El País de España informó sobre el cargamento de droga de alta pureza que alcanzaría un valor de por lo menos 150 millones de euros en el mercado europeo.

Según dicha publicación, el abordaje de los policías españoles se realizó el lunes 22 del pasado mes en horas de la madrugada, con intervención del Servicio Marítimo de la Comandancia de Gijón de la Guardia Civil, un helicóptero y tres patrulleras de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria de las Bases de Coruña, Ribadeo y Santander.

Una vez iniciado el asalto, los tripulantes decidieron hundir la nave accionando un mecanismo que provoca que las embarcaciones se vayan al fondo del mar llenando los compartimentos con agua, sin importar la droga que llevaban.

El barco llamado ‘Nehir’ se hundió en tan solo dos horas, pero la policía española logró rescatar a la tripulación y salvar parte del cargamento de droga.

De acuerdo con el diario de ese país, la cantidad de estupefacientes que intentaron pasar sería una de las más grandes de la década. Vale aclarar que, si bien los nueve detenidos son de nacionalidad georgiana y turca, se sabe que el barco salió de aguas colombianas.

Según Caracol Noticias, la embarcación zarpó el 17 de febrero de este año desde Santa Marta, con destino a tierras españolas, y su intención era distribuir el enorme cargamento por toda Europa.

Al respecto, el general German Bustamante, director de la Unidad Antinarcóticos de la Policía Colombiana, aseguró a ese medio que esta operación en territorio español se dio gracias al intercambio de información entre los organismos policiales de ambos países.

Vamos a seguir colaborando para poder contrarrestar este tipo este tráfico transnacional de drogas ilícitas y poder mantener el conocimiento de las organizaciones que vienen comprando

Las nueve personas fueron capturadas y puestas a disposición de la justicia española.

La investigación policial conjunta se inició en mayo del pasado año, cuando a pesar de la vorágine de la pandemia sanitaria, los narcos no pararon de trabajar. Al parecer la carga pertenecía a una organización muy activa, asentada en las Rías Baixas del área costera de Galicia, España.

OFERTAS ORO

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 41 Y EL 50% !!!

Una amplia variedad de las mejores ofertas de nuestra selección de tiendas online

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído