Pacos

Paco Sande

¡¡¡Que no se olvide Galicia!!!

Como ya dije en mi anterior articulo, he recibido de los señores de la Inspección Técnica de Vehículos, -La ITV. ¡Vamos!- una carta comunicándome que mi coche está próximo a la inspección, esta carta, como todo el mundo sabe, antiguamente venia en castellano, luego vino en castellano y gallego, y ahora viene solo en gallego, Y viene en gallego porque en este momento Galicia esta gobernada – léase mangoneada- por un Gobierno nacional-socialista y los señores integrantes de este Gobierno, liderados por el Sr. Ángel Quintana, -el Sr. Touriño ha sido eclipsado del panorama gobernante- nos mandan las cartas en gallego porque es “nuestro derecho” –tócate los cojones, que dice un amigo mío-y lo tomas o lo tomas, no hay otra opción. El Sr. Quintana al igual que todos los trileros que tiene a su alrededor, Sr. Aymerich, Sr. Carlos Cayon etc., gentuza que vive del cuento de la protección del gallego, han convertido ese derecho en el mas miserable de los deberes, una maldita imposición que ha adquirido en los últimos tiempos una virulencia filo-nazi y éstas cartas, ahora solo en gallego, no son mas que otra vuelta de tuerca de estos nacionalistas para imponernos lo que a ellos les salga de sus santos… criadillas.
Y lo traigo ahora a cuento, de nuevo, por un párrafo que he leído en el libro ¿Libertad o coacción? Políticas lingüísticas y nacionalismos en España, Xavier Pericay (coord.).
Fundación para el análisis y los estudios sociales, Madrid 2007)
– y que dice lo siguiente: El nacionalismo concibe la lengua de dos maneras. En primer lugar, como expresión y corazón de la nación –catalana, vasca, gallega-. En segundo lugar, como instrumento para su construcción. Visión esquizofrénica (¿cómo una lengua puede ser expresión de un pueblo si éste pueblo no lo habla?, ¿porqué imponerle su uso si tan propio le es?) que en la España del siglo XXI estalla entre los ciudadanos, sometiéndolos y convirtiéndolos en súbditos y esclavos de la ideología nacionalista, totalitaria respecto al interior y agresora respecto al exterior.
Y al respecto el Sr. José María Aznar proponía este sábado «reformar» las políticas lingüísticas de las autonomías. Argumentaba y con fundamento el ex presidente del Gobierno que esas políticas, en especial las del País Vasco y Cataluña, se han convertido en «instrumentos de coacción» contra los castellanohablantes
«No es posible, decía, asumir nuevas vueltas de tuerca en contra de nuestra lengua común, la de todos, como las que se proponen en el País Vasco y Cataluña».
Y aquí el Sr. Aznar tiene toda la razón y todo mi apoyo.
Es la postura que han defendido desde hace mucho y a menudo en dolorosa soledad, políticos de la talla de Alejo Vidal Quadras o Rosa Diez. Ésta ultima, portavoz de Unión, Progreso y Democracia (UPD) y cabeza de lista en las elecciones del 9-M, ha repetido hasta la saciedad que las competencias de Educación vuelvan a estar en manos del Gobierno nacional y no en las de las regiones, visto que se ha demostrado que esta competencia descentralizada no es eficaz y está siendo utilizada por los distintos gobiernos autonómicos para, en el mejor de los casos, dulcificar la Historia local e ignorar la Historia común española
Y esta es también, la postura de muchos ciudadanos españoles que están tomando conciencia, y cada vez con más fuerza, de que se hace imprescindible poner fin a la espiral de transferencias y que ha llegado el momento de que el Estado español recupere competencias en asuntos tan trascendentales como Educación.
Pero a poco que nos fijemos, nos podemos dar cuenta de que, en sus declaraciones, el Sr. Aznar subraya, el País Vasco y Cataluña, minusvalorando el poder fáctico que los partidos nacionalistas tienen sobre otras regiones, como Baleares, Valencia o Galicia.
La semana pasada saltaba a la prensa que: el PP de Cataluña había conseguido un video en el que quedaba patente qué, en Cataluña al día de hoy, era imposible conseguir que a un niño le diesen lecciones de castellano en la escuela, le podían dar unas horas de ingles si lo deseaban sus padres, pero castellano, no.
Pues eso y, sin tantos aspavientos, con nocturnidad y alevosía, o sea, al chita callando, es lo que está sucediendo, también, en esas otras autonomías o por lo menos aquí en Galicia, de ésta última puedo dar fe.
Pero aquí en Galicia, y eso debía apuntarlo el Sr. Aznar, tenemos un agravante añadido y es que, mientras que en el País Vasco y Cataluña el PP se preocupa, aquí en Galicia, el PP le da por el palo, o sea le sigue la onda, a los nacionalistas, -no vayan a ser tachados de malos gallegos-. Lo hizo don Manuel Fraga y lo está haciendo Feijoo. Y del PSOE, ya ni hablemos, desde que a Paco Vázquez lo mandaron todo lo mas cerca del cielo que se puede llegar sin ser astronauta, Touriño ha sido eclipsado por Quintana, en realidad todo el PSOE ha sido eclipsado, y los nacionalistas campan por sus respetos, haciendo de Galicia, como decía antes, lo que les sale de sus santos…criadillas. No hemos llegado todavía –me parece- al extremo de que las empresas públicas hayan sido multadas por rotular en castellano, pero todo se andará.

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

CLIMATIZACIÓN

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído