Algunas de las embarcaciones llevan más de seis meses navegando en aguas internacionales sin poder descargar el cargamento

El temor a las sanciones de EEUU deja varados a los petroleros chavistas: los compradores dan ‘un paso atrás’

Al menos 16 buques que transportan 18,1 millones de barriles se encuentran a la espera de encontrar un comprador

El temor a las sanciones de EEUU deja varados a los petroleros chavistas: los compradores dan 'un paso atrás'
PDVSA PD

El régimen chavista cada vez se queda más aislado.

Los buques petroleros que transportan casi dos meses de producción de petróleo venezolano están atrapados en el mar, mientras las refinerías internacional evitan recibir el crudo del país caribeño por las sanciones de Estados Unidos.

Así lo indican los documentos de la estatal PDVSA y los datos de envíos.

Washington está endureciendo las sanciones para reducir las exportaciones de petróleo de Venezuela y privar al régimen de Nicolás Maduro de su principal fuente de ingresos.

El gobierno de Donald Trump incluyó en su lista negra a barcos y comerciantes este mes por su papel en el comercio y el transporte del petróleo de PDVSA, administrado por el Estado, y amenazó con agregar más a su lista de entidades sancionadas.

Al menos 16 petroleros que transportan 18,1 millones de barriles de petróleo venezolano están atrapados en el mar mientras los compradores los evitan para evitar las sanciones.

Algunas de las embarcaciones han estado en el mar durante más de seis meses y han navegado a varios puertos pero no han podido descargar.

Las cargas de petróleo rara vez se cargan en un camión cisterna sin un comprador. Los que están en el agua sin tener quien los adquiera generalmente venden con un descuento.

Cada petrolero está incurriendo en fuertes cargos por el retraso diario en la descarga.

El costo de una embarcación que transporta petróleo venezolano es de al menos 30.000 dólares por día.

La carga ha acumulado tarifas de estadía en África durante más de 120 días, agregó el ejecutivo a la agencia Reuters, que habló bajo condición de anonimato.

Incluso los clientes de PDVSA desde hace mucho tiempo están luchando para completar las transacciones que están permitidas bajo sanciones, para el pago de la deuda o el intercambio de alimentos. Los compradores están preocupados por las sanciones incluso para esas cargas.

El MT Kelly, con bandera de Panamá, es uno de los barcos atrapados en el mar. Navegó a Turquía en abril, ingresó al Mediterráneo solo para dar la vuelta, navegar de regreso a través del Estrecho de Gibraltar y alrededor de la costa de África, según los datos.

La mayoría de los otros petroleros zarpan hacia Malasia, Singapur, Indonesia o Togo, donde generalmente transfieren su petróleo a otros buques en el mar, a veces ocultan su origen antes de enviarlos a un refinador. Los buques no se han descargado, pero algunos han apagado los transpondedores que transmiten su posición, según los datos de Eikon.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído