La insoportable flacidez de Schwarzenegger

A sus 63 años, Arnold Schwarzenegger se sigue castigando a diario en el gimnasio. Y pese a todo su empeño, reconoce que no hay manera de mantenerse en forma … La insoportable flacidez afecta también a su musculatura política: la superestrella de Hollywood se despide de Sacramento como el segundo Gobernador más impopular de California en el último medio siglo, casi empatado con el infame Gray Davis (el mismo al que relevó en un sonoro golpe escénico) …

Lea el artículo completo en www.elmundo.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído