Un ciberacosador no será juzgado por el suicidio de una víctima

Bejamín Cabello Sánchez, el joven de Puerto Real (Cádiz) detenido en octubre de 2009 como sospechoso de haber acosado a decenas de menores de Estonia a través de internet, uno de los cuales terminó suicidándose, será juzgado en los próximos meses únicamente por los delitos de coacción y tenencia y distribución de pornografía infantil, pero no por esa muerte …

Lea el artículo completo en www.publico.es

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído