El juez envía a prisión a cinco de los detenidos por terrorismo callejero

(PD).- El grupo de presuntos terroristas callejeros desarticulado entre el viernes y este martes por la policía tenía en su poder las direcciones de varios concejales y militantes del PSE en Renteria (Guipúzcoa), localidad que junto a Oiartzun y Lezo formaba el triángulo donde los detenidos cometían presuntamente sabotajes desde 2005, según informaron fuentes de la investigación. Esta noche se ha decretado prisión para cinco de ellos.

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska dictó prisión incondicional comunicada para Xabier Lujanbio, Harkaitz Antza, Aitor Alberdi, Aitor Franco y Iosu Arruabarrena, cinco de los detenidos el pasado viernes en una operación contra grupo apoyo a la organización terrorista ETA en Guipúzcoa, informaron fuentes jurídicas.

Otros tres de los arrestados (Beñat Burlada, Haizea Iriarte y Gorka Echeverria) podrán eludir el ingreso en la cárcel mediante el pago de una fianza de 3.000 euros. En el caso de Alex Echeverria la cantidad para quedar en libertad aumenta a los 6.000 euros. El único en quedar en libertad sin fianza ha sido Jon Mikel Ochoa que, no obstante, deberá presentarse en los Juzgados los días 1 y 15 de cada mes y fijar un domicilio para su localización.

Se les acusa de más de veinte delitos
Entre los más de veinte delitos que se les imputan a los detenidos está el de un ataque al vehículo de un concejal de esa localidad, cometido en enero de 2005 con cócteles-molotov.

Las fuentes consultadas no se atreven a determinar con exactitud el uso que pretendía dar el grupo a la información de la que disponían, pero la enmarcan en la campaña que lleva a cabo ETA desde que finalizó el alto el fuego contra de los socialistas, a los que culpan de su ruptura.

Los tres atentados con bomba contra Casas del Pueblo y el asesinato del ex concejal del PSE en Mondragón Isaías Carrasco serían parte de una misma estrategia de intimidación.

En total, la operación contra la ‘kale borroka’ ha incluido 29 registros, entre domicilios, locales y una herriko-taberna.

Además de los datos sobre concejales del PSE, los agentes encontraron gasolina, capuchas, pasamontañas y propaganda contra el proyecto de Tren de Alta Velocidad (TAV).

En una de las viviendas pertenecientes a dos huidos el pasado viernes, los agentes encontraron un ordenador destrozado para sustraerle la memoria. Sin embargo, su dueño abandonó pasamontañas y otros objetos susceptibles de ser utilizados en los sabotajes.

Han huido diez personas

La cifra de detenidos asciende a 12, pero la policía calcula que han escapado de la operación otros diez individuos. Tras las primeras detenciones, la policía averiguó la identidad de otras ocho personas vinculadas al grupo, pero la mayoría —excepto los dos detenidos este martes— huyeron al conocer las detenciones de sus compañeros de ‘talde’.

Entre los huidos de la segunda fase de la operación se encuentra Oroitz Gurrutxaga, un ‘veterano’ de la ‘kale borroka’, ya detenido en 2000, y al que las pesquisas policiales han permitido señalar como uno de los dos principales organizadores de los ataques. Estos dos individuos podrían haber huido a Francia dado su alto nivel de responsabilidad en el grupo desarticulado.

También entre los huidos hay dos mujeres con responsabilidad en Segi, una de ellas como tesorera y otra como jefa de área, que también han eludido la acción policial.

El 30 de octubre pasado, la policía desarrollo otra operación contra la ‘kale borroka’ en Guipúzcoa, concretamente en San Sebastián y detuvo a siete personas.

Al igual que ha pasado desde el viernes, las investigaciones posteriores permitieron identificar a otras 19, pero el 7 de noviembre sólo pudieron ser detenidas cuatro. Las otras 15 fueron detenidas en las inmediaciones de la Audiencia Nacional cuando acudían a entregarse un mes después.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído