El voto inmigrante, ¿la panacea electoral?

El voto inmigrante, ¿la panacea electoral?

Alejandra Morales.- El PSOE está estudiando darle voto a los inmigrantes de cara a las próximas eleciones municipales de 2011. La propuesta se planteará en el XXXVII Congreso Federal que se celebrará este fin de semana. Si sale adelante, los socialistas llevarán la medida al Congreso y, si resulta aprobada, permitiría a cerca de un millón y medio de inmigrantes con residencia legal y estable en España concurrir en los comicios.

Los delegados del Congreso Federal del PSOE, tras haberse presentado algunas enmiendas a la ponencia marco en este aspecto, someterán a debate la iniciativa. Ésta impulsaría acuerdos políticos necesarios para el ejercicio del derecho al voto en los comicios locales de los extranjeros extracomunitarios legalmente establecidos en España desde hace tiempo.

Pedro Zerolo, secretario de Movimientos Sociales, en declaraciones a PERIODISTA DIGITAL sostiene que “el partido está para transmitir las demandas, las reivindicaciones de los colectivos”. Con todo, señala que “los delegados y el Congreso debatirán sobre lo planteado y serán los que decidirán”.

Muchas de las iniciativas del partido vienen del sentir ciudadano, ellas nos trasladan muchas de sus inquietudes, de sus reivindicaciones. Pretendemos un círculo de progreso.

Las organizaciones plantean sus urgencias y preocupaciones, son recogidas por las agrupaciones locales, regionales y territoriales, al final se convierten en enmiendas que se presentan al Congreso. El Congreso las hace suyas o no. Si es así, se incorporan ya al quehacer diario del partido que luego formarán parte del programa.

Reciprocidad entre países

Por ahora se plantea una condición; reciprocidad con el país de origen del inmigrante no comunitario. Así pues, sólo podrían acceder al voto aquellos países en los que también los emigrantes españoles puedan ejercer el derecho de sufragio.

En este sentido, algunos como Manuel Pinto, presidente de Fedap (Federación de Asociaciones Peruanas en España), consideran que “es una iniciativa necesaria y saludable”; la necesidad de acuerdo entre los países concernientes implica “una gran coordinación internacional para que sea viable”.

Los inmigrantes por fin se verán implicados en la toma de decisiones del gobierno donde residen. Esto es también un compromiso.

Muchos desean más que “una declaración de intenciones”. Javier Ramírez, portavoz de de SOS Racismo Madrid entiende que “era algo que tarde o temprano tenía que plantearse”. No obstante indica que “la fórmula no es la adecuada, pues se está a merced de acuerdos diplomáticos”.

Sería conveniente que hubiera una reforma constitucional que reconociera este derecho a los ciudadanos extracomunitarios de la misma forma que lo hace a día de hoy con los ciudadanos comunitarios.

Aunque asegura que para construir un nuevo modelo integrador “es un buen comienzo”, Mauricio Valiente, Portavoz de CEAR (Comisión Española de Ayuda al Refugiado) tiene muy claro que “para que el voto sea efectivo hay que ir más allá del principio de reciprocidad”.

Cambio de intención de voto

Algunos partidos como IU, apuntan que no es más que una táctica oportunista de los socialistas para incrementar su voto. Sin embargo, distintos portavoces de asociaciones de inmigrantes indican que «pesa más la tendencia ideológica de los ciudadanos inmigrantes que otra cualquier cuestión».

Marcos Bocker
, técnico inmigración Solidarios.org, asegura que el voto «no está tan claro». Además, indica que, en este sentido «independientemente del propósito del partido, lo importante es que al fín, se ha planteado lo que venía siendo una política integradora».

Está recogiendo un clamor profundo de la sociedad inmigrante. Es una medida más de muchas que puede adoptar el Estado. En este barco estamos todos juntos y hay que remar en la misma dirección.

Se espera que casi tres millones de extranjeros voten en las elecciones de 2011. Más de la mitad pertenecen a países de la UE y ya pueden elegir a sus candidatos municipales en España. Queda por ver si éste derecho se extenderá a las 1.300.000 personas inmigrantes que todavía no gozan de él.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído