La salida de Jáuregui abre un agujero en el Grupo Socialista

(PD).- Después de su fracaso en la cita electoral del pasado 1 de marzo, Zapatero se vuelca en evitar otra derrota en la próxima, los comicios europeos del 7 de junio. A la forzada remodelación de Gobierno para darle un nuevo impulso, al menos de imagen, se suma ahora la decisión de reforzar la lista que encabeza el ex ministro de Justicia Juan Fernando López Aguilar con un dirigente del peso y tradición de servicio en el partido como «número dos»: Ramón Jáuregui, actual secretario general del grupo parlamentario en el Congreso.

Con el nombramiento, adelantado este lunes por Leire Pajín en su estreno como portavoz de la ejecutiva federal en sustitución de José Blanco, Zapatero demuestra su preocupación electoral: se salta su propia norma de alternar hombres y mujeres en los equipos que forma y, sobre todo, desviste a un santo para vestir a otro.

Subraya A. Collado en ABC que Jáuregui es figura fundamental en el funcionamiento del actual grupo parlamentario del PSOE en el Congreso y, además, personaje clave en las relaciones con los demás grupos.

El presidente del Gobierno refuerza la lista europea que encabeza López Aguilar con un dirigente de la «vieja guardia» que no acababa de entenderse con el portavoz, José Antonio Alonso, pero que encajaba a la perfección con todos los sectores del partido.

Jáuregui (San Sebastián, 1948) entró en política, en el PSOE y en UGT, de la mano de Enrique Múgica y José María Benegas. Llegó a vicelendakari en el gobierno de coalición PNV-PSE en 1987. Después, desde 1997, ha figurado en la dirección nacional del partido y desde 2000 era diputado por Álava.

Pajín debutó con noticia como portavoz de la ejecutiva del PSOE y tomó el relevo en esas funciones de José Blanco, que quiso estar presente para pasar el testigo. La secretaria de organización asumió el papel con un guión similar al de su antecesor en las alabanzas sin medida para el jefe Zapatero, pero sin descalificaciones personales contra la oposición.

Según explicó Pajín, Zapatero «ha hecho lo que tenía que hacer» en la remodelación del Gobierno, ha impuesto «un cambio de ritmo» al gabinete y al partido, ha abierto una nueva etapa en las relaciones de España y los Estados Unidos —«de la incomprensión a la complicidad»— y ha colocado al país, «por primera vez en su historia» en los foros de decisión internacionales.

El PP, culpable
Pajín aseguró que Zapatero tiene una «estrategia integral para la recuperación de la economía y el empleo» y también que los españoles podrán elegir en las elecciones europeas de junio entre «el pasado» del modelo neoliberal y el PP que han traído la crisis económica y el futuro que representa el PSOE.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído