PP y PNV piden no caer en la tentación de ponerse medallas por el fin de ETA

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón (PP), y el portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, han pedido que no se caiga en la tentación de ponerse «medallas» por el anuncio de ETA de dejar la actividad armada.

Así lo han expresado en el debate «a cinco» que anoche emitió Televisión Española con motivo de las elecciones generales y en el que también han intervenido por parte del PSOE el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui; el número dos de la candidatura de CiU por Barcelona, Pere Macias; y el diputado de IU, Gaspar Llamazares.

Los cinco han aprovechado el tercer bloque del debate, dedicado a la democracia y a las políticas institucionales, a congratularse por el fin de la violencia terrorista, reivindicar el papel de la política en esta nueva situación e invocar la unidad de todos los partidos democráticos a fin de culminar este proceso.

Jáuregui ha recordado que por primera vez en democracia se celebran unas elecciones en paz y libertad, una «victoria de la sociedad, del estado de derecho y de la democracia» a la que, a su juicio, se ha llegado por el esfuerzo de muchas voluntades.

El fin de ETA, ha añadido, «no ha caído del cielo», sino que ha habido una política «grande» que ha sido la «constructora de esta paz y libertad».

No obstante, ha advertido de que quedan todavía cosas por hacer y ha hecho un llamamiento a todos los partidos para que no haya divisiones y consigan que la paz sea «irreversible».

Una tarea en la que el PSOE, ha enfatizado, colaborará, como ha hecho siempre, tanto si continúa en el Gobierno como si está en la oposición.

Este momento de esperanza lo ha compartido Josu Erkoreka, quien ha recordado que ahora se abre un nuevo escenario en el que es necesario trabajar por la concordia.

«Más allá de las tentaciones para atribuirse méritos concretos en esta cuestión, me parece importante destacar que (el fin de ETA) es un triunfo colectivo de la democracia sobre la violencia», ha aseverado.

Tras felicitarse por ello, el representante del PNV ha considerado necesario que de cara a la próxima legislatura los partidos se comprometan a buscar consensos para evitar «rebrotes futuros» y para que la paz sea duradera e irreversible.

Desde el PP, Ruiz Gallardón ha valorado la «buena noticia» que ha supuesto la decisión de ETA de poner fin a su actividad armada, pero ha opinada que «no es suficiente».

Será suficiente cuando se constate la «disolución» de la banda terrorista, ha dicho el alcalde de Madrid antes de asegurar que la sociedad española y la vasca no le deben nada a ETA, sino que son ellos los que mantienen una deuda especialmente con las víctimas.

Tras expresar su apoyo a las políticas de consenso en esta materia, Gallardón ha insistido en que en este momento «nadie debería repartirse medallas» porque las únicas que pueden llevarlas son las víctimas y las fuerzas de seguridad.

«No es momento de medallas, sino de unidad», ha apostillado.

Por su parte, Gaspar Llamazares se ha felicitado también por el cese de la violencia, una conquista de la sociedad democrática en su conjunto, de los instrumentos del Estado de derecho, de la justicia, de las fuerzas de seguridad y «también de la política».

Llamazares ha querido tener un recuerdo a las víctimas de ETA, que merecen justicia, reparación y memoria, pero ha extendido esta consideración a las víctimas del franquismo.

Pere Macias, de CiU, se ha referido también al anuncio de ETA y ha dicho que ahora queda un largo camino que requiere «prudencia e inteligencia», ya que, a su juicio, «no se debe ceder en ningún objetivo».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído