La portavoz de Manuela Carmena en el Ayuntamiento de Madrid es un filón

La descocada ‘asalta capillas’, una metepatas de mucho cuidado

Las ha tenido de todos los colores: con el PSOE, con la Iglesia y con Cristina Cifuentes

Es única en su especie. Es la única portavoz de un gobierno municipal, en este caso el de Madrid, en el que lejos de ponerse a favor de sus policías, prefiere ciscarse en ellos y ponerles como tontos de capirote por haber sido agredidos por unos manteros.

El caso es que las meteduras de pata de Rita Maestre han sido un constante filón para la prensa y un quebradero de cabeza para la alcaldesa, Manuela Carmena.

Este 17 de septiembre de 2016 el diario ABC hace una recopilación de las perlas cultivadas de la exnovia de Íñigo Errejón.

LÍOS CON LA IGLESIA

Años después de participar en el asalto a la capilla de la Universidad Complutense, Rita Maestre tuvo que pedirle perdón en privado al arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, por sus actos. Alegó que no era consciente de que cometía un delito y que no creyó que «atentaba contra la libertad religiosa». Pese a ello, reconoció que se quitó la camiseta junto al altar.

Pese a que estas disculpas fueron algo tibias, Maestre reconoció al fiscal del asalto a la capilla de la Complutense que, si hubiera sabido las consecuencias, ni ella ni nadie harían algo así para después verse obligado a enfrentarse a un proceso penal.

 

 

CRÍTICAS A CIFUENTES

Tuvo que ser la alcaldesa Manuela Carmena quien le enmendara la plana a Maestre frente a la presidenta de la región después de que, la actual portavoz, acusara a Cristina Cifuentes de, en su etapa como delegada del Gobierno, hacer gala de mano dura. De hecho, Cifuentes llego a amenazar con tomar acciones legales contra la número dos en el Ayuntamiento.

PALOS AL PSOE

En un momento de la legislatura en el que los ánimos estaban muy caldeados, Ahora Madrid decidió romper por sorpresa el acuerdo al que había llegado con el PSOE para acabar con los nombres franquistas en el callejero de Madrid. En rueda de prensa posterior, Maestre justificó el cambio de opinión en que habían detectado «cierta intención electoralista» en su socio al sellar el acuerdo. Esto no gustó en las filas del PSOE y Maestre tuvo que pedir perdón echando la culpa a los periodistas. «Los compañeros periodistas me aprietan y a veces se escapan cosas como esas», dijo la portavoz.

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído