Al británico Stephen Wood, que ahora se hace llamar Karen, lo han tenido que volver a meter en una cárcel masculina tras abusar sexualmente de las reclusas

El violador salido que ha conseguido ingresar en una cárcel de mujeres con peluca y sujetador

Mientras era sometido a juicio, el caradura de turno anunció el inicio de un camino de 'transición de género': las autoridades tragaron con el cuento

El violador salido que ha conseguido ingresar en una cárcel de mujeres con peluca y sujetador
Karen White, antes David Thompson o Stephen Wood TW

El suceso cuestiona cuanto menos la norma que permite el encarcelamiento de personas transexuales en los establecimientos penitenciarios, que se corresponden con el ‘género’ declarado por el recluso, y ha obligado ahora a las autoridades penitenciarias británicas a bajarse los pantalones pidiendo perdón tras un escándalo de aúpa (La policía atrapa en Senegal al asesino y doble violador fugado de la cárcel de El Dueso).

Según da cuenta ‘The Telegraph‘, un tal Stephen Wood, violador y pederasta para más señas y que ahora se hace llamar Karen White, -también era conocido como David Thompson-, ha estado varias semanas en la prisión femenina de New Hall, cerca de Wakefield, a unos 20 kilómetros al sur de Leeds, abusando sexualmente y alegremente de las espantadas reclusas durante dos largos meses.

A saber: entre varias andanzas de índole sexual, propuso a otra compañera de presidio que le realizara una felación, al tiempo que le obligó a tocarle el relleno del sujetador que utiliza para simular unos pechos femeninos. A otra la intentó violar y a otra compañera de celda le restregó el pene sin cortarse un pelo. Aún así dice que tiene disfunción eréctil y que tdo es mentira.

transprisonerY es que el caradura de turno, para conseguir su propósito de cumplir condena entre mujeres, tuvo la feliz idea de comunicar drante su proceso judicial, -acusado de violar de forma reiterada a una mujer en el año 2016- que iniciaba un camino de ‘transición de género’, lo que legalmente le habilitaría para su propósito, como así fue.

En dicho proceso no medió intervención quirúrgica alguna. Le bastó calzarse una peluca y un sujetador, hartarse a maquillaje y poner voz de flauta. Este sujeto, de 52 años, había sido previamente encarcelado en 2001 por haber abusado de un niño.

Las autoridades le han devuelto durante las últimas horas a la prisión de hombres de donde no debió salir nunca.

Durante la vista oral que se ha producido el pasado mes de agosto, Wood se declaró culpable de los cargos de violación y admitió dos de los ataques en la prisión para mujeres, hechos por los que fue condenado.

El vídeo del violador y asesino de menores que se suicida en pleno juzgado

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído