Rafael Torres – «Al margen» – El día más difícil


MADRID, 13 (OTR/PRESS)

La miniserie de TVE «23-F. El día más difícil del rey» ha batido, al parecer, récord de audiencia, lo que demuestra que una buena parte de la sociedad española está perdida para la causa del conocimiento de la Historia. Porque la dicha miniserie sobre cómo vivieron supuestamente el monarca y su familia las horas, ciertamente difíciles, del golpe de Estado de Armada, Milans, Tejero y compañía, no podría ser nunca inscrita en el género de la reconstrucción histórica, y sí, en cambio, en el del cuento infantil.

Desde el propio asunto y el propio título elegidos para recordar desde la televisión pública la efemérides, queda clara la voluntad de los autores y emisores de la ficción, una voluntad exclusivamente apologética del comportamiento de Juan Carlos I en aquél episodio crucial, en la línea, por lo demás, de la verdad oficial divulgada desde entonces.

No llama a engaño, pues, la exitosa ficción de TVE, si bien a una inteligencia normal, mediana, pudiera producirle cierta incomodidad. Titular «El día más difícil del rey» cuando, en puridad, fue un día extremadamente difícil para casi todos los ciudadanos, por no hablar de los secuestrados representantes de la nación, que no sabían si aquellos facinerosos armados al mando de Tejero iban a meterle fuego al hemiciclo o a darles matarile a todos, parece, cuando menos, inelegante.

Por lo demás, aunque nadie esperaba que esa serie desvelara ninguno de los forzados enigmas que aún hoy impiden a los españoles saber qué pasó realmente el 23 de febrero de 1981, su tratamiento argumental y visual, tan almibarado, tan tópico, tan pueril, tan hagiográfico, debió aumentar la antedicha incomodidad, siquiera entre aquellos espectadores que se niegan a seguir siendo tratados, eternamente, como menores de edad.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído