Foro Asturias y el dudoso apoyo de UPyD. ¿Tirará la cabra al monte?

¡Pobres asturianos! Hace tiempo que les han arrebatado el derecho a la información que la Constitución española garantiza a todos los españoles en su artículo 20. Casi una semana después de la elecciones del Principado y tres días desde la comedia del escrutinio de los votos de la emigración, los medios de comunicación autonómicos, y la propia TVE –de momento en las mismas manos, por culpa de un PP acomplejado que babea con el consenso—, continúan con el aspergeo de la mentira. Desinformación y tergiversación de la realidad con fines tan aviesos como interesados y ambiciosos. Parece que vuelven a reeditarse los contubernios entre los próceres de la prensa y los politicastros que quieren seguir anclados en sus puertos a costa de lo que sea. No importa seguir practicando la mentira y la calumnia si con ello se consigue el objetivo, dos en este caso: crear un poso en el ciudadano, una opinión generalizada de lo nefasto que es Foro, de la poca o nula credibilidad de Cascos, del escaso futuro de la fuerza política, de los apoyos en descenso en los ayuntamientos… todo ello para propiciar una suerte de resignación y que las cosas sigan como siempre, en esa especie de “PRI astur”, con metástasis en los órganos principales.

Intuíamos que el escaño de la emigración sería para el PSOE porque, como ya expusimos, es prácticamente una regla que sea para el partido que gobierna en ese momento, y aunque en los últimos diez meses Foro ostentó la presidencia del Principado, treinta años de políticas clientelares y caciquiles socialistas han echado raíces, sobre todo, en las otrora llamadas provincias de ultramar. Pero siempre cabía la esperanza, aunque es la primera vez que el voto emigrante decide un resultado electoral. No quiero perder la oportunidad, no obstante, de pedir la reforma de una ley electoral que otorga un derecho de voto a ciudadanos que no viven en España y que en ocasiones nunca han pisado la circunscripción donde votan. (Una ley de la que no pueden beneficiarse los españoles que viven fuera de su región, asturianos censados en Madrid, por ejemplo). Salvador Freixedo en su “Rincón del Soneto” de Periodista Digital, lo ilustra en este satírico soneto de alejandrinos:

Si tú eres asturiano y vives en León,
y te casaste en Mieres y amas a la Santina,
nuestra ley mentecata muy claro dictamina
que el voto que tu emitas no sirve en tu región.

Mas si tu amado abuelo, natural de Gijón,
emigró hace cien años y tú vives en China
o en la helada Siberia o en la bella Argentina,
tu voto es tan valioso como el de un carbayón.

Resulta que unos tipos que no saben qué pasa,
son los que con sus votos nos gobiernan la casa.
El pobre Principado sufre cien mil atascos.

La derecha, muy torpe, no ha sido generosa,
y como resultado, en vez de mandar Cascos
mandarán en Asturias los tres gatos de Rosa.

Pero además, este sistema de votación no ofrece las debidas garantías. Rara vez los CERA (Censo electoral de residentes ausentes) están exentos de problemas –votan incluso los muertos—, y en ocasiones las papeletas llegan en “sacas”, especialmente las de Venezuela, sin pasar por el consulado. Como el caso de Asturias, donde hay en litigio 332 votos que no llegaron vía valija diplomática, tal como exige la LOREG, por lo que Foro presentó recurso contencioso ante la Junta Electoral Central, para su anulación. No se sabe cuántos corresponderían a la circunscripción occidental, pero podría variar nuevamente la dirección del escaño.

Con todo esto, Asturias es ahora un sudoku gigante, con cantidad de combinaciones y variables a cual más peregrina. Parece que nos hemos acostumbrado a que en el juego político todo vale. Dejando a un lado el resbalón del Partido Popular, sus culpas del pasado y la falta de visión de Estado y política seria que merecen los asturianos, no me cabe duda, como siempre dejo claro, que la mejor combinación posible es una coalición Foro-PP con el apoyo de UPyD, sobre el que pende la decisión de la gobernanza de Asturias en los cuatro próximos años. Por fin, quedará al descubierto la esencia de UPyD. Al partido de Rosa Díez lo conocemos solamente por sus palabras, proposiciones y propuestas, muchas veces razonadas y ponderadas, incluso por personas con idearios bastante distantes de la izquierda. Pero ahora es momento de pasar de las palabras a los hechos. Y ahí se la juega. Si apoya a la izquierda, asume la corrupción institucional y corre el riesgo de perder la credibilidad.

Recordemos que UPyD destacó por su oposición a la política de pensamiento Alicia de Zp y de disparate continuo, y que nació con voluntad de ser una alternativa al bipartidismo y luchar por una serie de cambios bien vistos por muchos ciudadanos de bien, pero, sobre todo, para ser baluarte contra la corrupción, el mayor leit motiv de su ideario, y contra un partido socialista desnortado que –según las malas lenguas— tenía amortizada a la eurodiputada y en el carrusel de la jubilación política. UPyD se la juega en estos momentos. Me dice el confidente que Rosa Díez anda en cabildeos para vender el escaño de Prendes al mejor postor, esto es, apoyo a Rajoy o a Rubalcaba a cambio de las reformas de algunas leyes —la electoral por vía de urgencia— y, posiblemente, la constitución de UPyD como grupo parlamentario. Nadie con un mínimo de información entendería un apoyo a los socialistas y a IU, lo más radical y trasnochado de la parrilla política, más próxima a Amaiur que a ninguna otra facción. Así que, ¡a retratarse tocan, Rosa! Y no me gustaría nada tener que aplicarle el viejo dicho popular, “la cabra tira al monte”. En este momento es cuestión de ser, simplemente, decentes.

No sé si me he perdido algo, pero no acabo de entender –si es que es verdad y no se trata de una intoxicación del agitprop mediático—que Álvarez Cascos esté dispuesto a brindarle la presidencia del Principado a Mercedes Fernández. ¿Por qué? Es razonable que sea vicepresidenta o presidenta de la Junta del Principado, pero no creo que los foristas estén muy por la labor. No es que no crea en los equipos o que abogue por los gobiernos personalistas, no. Pero el caso de Asturias es diferente. Con los años, Foro irá evolucionando, pero de momento, decir Foro es decir Cascos. Si ha conseguido lo más difícil no puede arriesgarse a ser fagocitado por el PP en una legislatura. Sería una historia de triste final para los ilusionados y luchadores casquistas. Apelamos una vez más al sentido común. La posibilidad de nuevas elecciones si en dos meses no se produce la fumata blanca, sería una catástrofe de consecuencias no previstas. Adelante, pues. En este caso, como ya dejé expresado, solo es cuestión de ser decentes. ¡Por el interés de Asturias!

___________________
Por Magdalena del Amo
Periodista y escritora, pertenece al Foro de Comunicadores Católicos.
Directora de Ourense siglo XXI
Directora y presentadora de La Bitácora, de Popular TV
www.magdalenadelamo.com
✉ periodista@magdalenadelamo.com
Suscripción gratuita
(31/3/2012)
.

Autor

Magdalena del Amo

Periodista, escritora y editora, especialista en el Nuevo Orden Mundial y en la “Ideología de género”. En la actualidad es directora de La Regla de Oro Ediciones.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído