Fernando Sánchez Dragó

«Las ideologías se han ido al cementerio del populismo»

"Las ideologías se han ido al cementerio del populismo"
El escritor Fernando Sánchez Dragó. PD

Fernando Sánchez Dragó considera que hemos llegado a un punto en el que toca hacer borrón y cuenta nueva con la política actual:

Opiniones apocalípticas de un apolítico independiente. Las opiniones se refieren a lo que está pasando; el apolítico soy yo; el independiente, también. Seré sucinto. Al fin y al cabo, a estas alturas de la función que el ajedrez de la política nos está ofreciendo, ¿qué más da?

Señala que:

1. La democracia ha tocado fondo o techo. Viene a ser lo mismo. Lo uno y lo otro señalan un punto final. Raros son los ámbitos, ya sean municipales, ya autonómicos, en los que los gobiernos respectivos reflejan la voluntad mayoritaria recogida en las urnas. Algo parecido, si un milagro no lo remedia, va a suceder en lo concerniente al conjunto de la nación.

2. En 1971 -ya era afinar- don Gonzalo Fernández de la Mora escribió el libro de filosofía política más clarividente de las cinco últimas décadas: El crepúsculo de las ideologías. Tras el ocaso viene la oscuridad y, en efecto, las ideologías se han ido al cementerio del populismo, la telecracia, las redes, los nacionalismos, los internacionalismos y los intereses económicos. Ya no hay ni izquierdas ni derechas. Las unas pueden juntarse o más bien arremolinarse con las otras -lo estamos viendo-, como lo hacen las churras con las merinas en los rebaños dirigidos por un mal pastor, en función no de las ideas o los programas, sino del arrimón al sol que más calienta.

Y aporta dos razones más:

3. Ese sol es el del poder, el del poder a todo trapo y como fin supremo, el del poder que puede ir o no unido al afán de enriquecimiento acompañado -no siempre- por esa moneda (nunca mejor dicho) de curso ilegal que es la corrupción. He tratado a muchos políticos, españoles y extranjeros, de izquierdas o de derechas, democráticos o dictatoriales, a lo largo de mi vida de escritor y también he venido a saber de otros al hilo del estudio de la historia. Los había mejores y peores, más torpes o más hábiles, más listos o más tontos, pero no he conocido a ninguno acicateado por la búsqueda del bien común. Lo único que los movía era lo que acabo de decir: el poder. En ese afán todos coincidían y coinciden, cualesquiera que fuese o sea su máscara ideológica y su extracción social. Vale la consideración para cuantos ahora mueven sus peones en el tablero de ajedrez que mencioné al principio.

4. Senza Governo funzionamo meglio, dicen los italianos. ¿Y si tuviesen razón?

Continuaré… O no.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído