Ultimátum a Torra

No se entienden los miramientos que se tienen con esta gente. Quienes incumplen la ley deberían sufrir las consecuencias inmediatamente y a Torra le han otorgado una prórroga, con lo cual se produce un agravio comparativo con otros delincuentes, en firme o en grado de presunción.
El caso es más grave si se tiene en cuenta que sujetos como este no deberían poderse dedicar a la política por carecer de las más elementales nociones de sentido cívico y de ética. Un racista recalcitrante como él, adornado con una cara dura difícil de igualar, no debería poder acceder a las instituciones del Estado.
Va siendo hora de que para poder acceder a la política sea necesario pasar algunos exámenes de cultura general que incluyan un conocimiento adecuado de las leyes, que tengan nociones históricas basadas en la realidad y no en los inventos, y que sepan explicar en qué consiste la democracia.
Aparte de eso, deberían pasar un test de personalidad con el fin de descartar que padezcan alguna anomalía, mediante la cual se trataría de impedir que los psicópatas, paranoicos y otros pudieran acceder a la política. Supongo que hay varios y ellos son los primeros interesados en que no se lleven a cabo estas pruebas.
Torra ya debería haber sido inhabilitado, desprovisto de su sueldo, y enviado a su casa, la de Gerona o la que sea. Pero es que es muy posible que en el desempeño de sus funciones haya infringido la ley y dado motivo para que lo encierren. Las contemplaciones que se tienen con él hacen pensar en eso. Si los que tienen que hacer cumplir la ley tienen miedo, los demás estamos perdidos. Y si para actuar tiene que haber alguien que les dé la orden y ocurre que ese alguien es un golfo, los ciudadanos de a pie todavía tenemos más motivos de zozobra.

‘2016.Año bisiesto’
‘El Parotet y otros asuntos’

‘Diario de un escritor naíf’
‘Yo estoy loco’
‘Valencia, su Mercado Central y otras debilidades’
‘1978.El año en que España cambió de piel’
‘Tránsito en la mirada’
‘Te doy mi palabra’

Recibe nuestras noticias en tu correo

Vicente Torres

Vicente Torres es Coautor de '1978. El año en que España cambió de piel' y autor de 'Valencia, su Mercado Central y otras debilidades' y 'Yo estoy loco', 'Diario de un escritor naíf', 'El Parotet y otros asuntos' y '2016. Año bisiesto'. He participado en los libros 'Tus colores son los míos', 'Enrique Senís-Oliver' y 'Palabras para Ashraf'.

Lo más leído