Sesión Golfa

Juan Carrasco de las Heras

Jack Reacher, nunca vuelvas atrás: the clone wars

La larga carrera de Tom Cruise se caracteriza por el éxito de principio a fin, porque toque lo que toque, ya sea como actor o como productor, difícilmente deja de dar los réditos esperados; y como siempre decimos, esto es un negocio que poca gente hace por amor al arte. Otra cosa es hablar de la calidad del resultado de cada una de sus macropropuestas, otra cosa muy distinta, porque de todo tiene, desde nominaciones al Oscar interpretativo hasta el chorreo de películas exactamente iguales en el que se está especializando los últimos años. Sus personajes son clones de todos los anteriores, y este Jack Reacher no es otro que el protagonista de Misión Imposible (entre otros) pero en taciturno, así con el ceño lo más fruncido que su operadísimo rostro le permite.

Poco podemos decir del argumento sin caer en lo esperado: que el protagonista sigue sus andanzas de expolicía militar de élite que investiga por su cuenta el origen de las falsas acusaciones a sus cercanos y en este caso le toca el apuro a su sucesora en el cargo. Cobie Smulders (la conocemos de la serie Cómo conocí a vuestra madre y de la saga de Los Vengadores) interpreta a la estándar chica de buen ver y temple marcial que ha sido falsamente acusada de espionaje. Así tenemos un nuevo entuerto que desfacer para este héroe que pretende hacer larga carrera en taquilla con todas sus secuelas a base de vericuetos pueriles de guión, tortas deluxe, algún condimento de persecuciones/destrozo de vehículos y muchas, muchas caras de póquer de un Cruise que se muestra desafiante ante los malos malísimos y también ante el paso del tiempo (su dinero ingente se gasta para ambas empresas). Todos los ingredientes pues para que se te caiga el bol de palomitas del regazo cuando te embriague la emoción y te levantes de un salto para vitorear alguna hazaña al grito de “¡machote!”, ignorando la rumorología viperina de los sensacionalismos que sitúan a Cruise en otra onda muy distinta de la que tan bien vende en la gran pantalla desde hace décadas.

Con todo lo expuesto y el trabajo artesanal del esforzado realizador (Edward Zwick, que ya trabajara con Cruise en la solvente El último samurái), rodeado de efectos de pirotecnia estética y escenas de acción que Tom Cruise sigue interpretando él mismo en su mayor número, la cinta se deja ver; eso sí, contando con la buena voluntad por parte del espectador que sabe a lo que va y no pretende hallar nada inesperado. Puede que sea suficiente como para evadirse un fin de semana en el cine un rato recordando “Top Guns” de otras épocas tras una cena fuera que se salte la dieta. Parece algo “flojiforme” y raspadillo dicho así, y más con lo a gusto que este año nos encontramos hablando del buen cine español que inunda nuestras carteleras, pero de todo tiene que haber y aquí estaremos para contarlo…

Dirección:
Edward Zwick. Título original: Jack Reacher: Never Go Back. Director: Edward Zwick. País: USA. Duración: 118 min. Género: Acción, thriller. Intérpretes: Tom Cruise, Cobie Smulders, Danika Yarosh, Aldis Hodge, Sue-Lynn Ansari, Teri Wyble, Holt McCallany, Robert Knepper, Tilton Lipoma, Madalyn Horcher, Michael PapajohnPatrick Heusinger. Guión: Edward Zwick y Marshall Herskovitz; basado en la novela “Never Go Back”, de Lee Child. Música: Henry Jackman. Fotografía: Oliver Wood. Estreno en España: 11 Noviembre 2016.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Juan Carrasco

Éste homínido ceutí es crítico de cine desde hace años en el diario El Faro de Ceuta, así como responsable del espacio cinematográfico y de opinión "Fila 7" en la web www.ceuta.com y colaborador en la emisora de radio Onda 0 con su sección semanal "El Cine en la Onda".

Lo más leído