Mutis sobre cómo gestionó el supuesto legado de su abuelo paterno

Oriol Pujol se hace el sueco: «No tengo dinero en el extranjero y no he regularizado nada»

El exdiputado de CiU en el Parlament acude como testigo en la comisión de fraude del Parlament

Oriol Pujol se hace el sueco: "No tengo dinero en el extranjero y no he regularizado nada"
Oriol Pujol El Periódico

Su hermana Marta Pujol Ferrusola haya asegurado en comisión que cada hermano recibió 62 millones de pesetas de su abuelo, Florenci Pujol

El exdiputado de CiU en el Parlament Oriol Pujol se ha negado este lunes 2 de marzo de 2015 a explicar cómo gestionó la parte que le correspondió del supuesto legado que su abuelo paterno dejó a la familia, escudándose en que un juzgado de Barcelona está investigando la causa de forma «incipiente».

«No tengo dinero en el extranjero y no he regularizado nada porque no tengo nada que regularizar», ha asegurado a preguntas de los diputados en su declaración como

«JUICIO POLÍTICO»

Pujol ha calificado de «juicio político» la comisión de investigación del fraude que se celebra en el Parlament, y ha criticado el trato que los diputados dispensaron la semana pasada a su padre, el expresidente Jordi Pujol, y a su madre, Marta Ferrusola.

Lo ha dicho justo después de que su hermana Marta Pujol Ferrusola haya asegurado en comisión que cada hermano recibió 62 millones de pesetas de su abuelo, Florenci Pujol, y que cada uno se abrió una cuenta bancaria con esos fondos, de cuya gestión se encargaba el primogénito, Jordi Pujol Ferrusola.

Nunca fue intermediario

Pujol ha asegurado que nunca se lucró haciendo de intermediario en deslocalizaciones empresariales en Cataluña y que fue su mujer, Anna Vidal, quien cobró por el trabajo que ella había hecho como asesora en estas operaciones.

«La respuesta es no. No me he lucrado en ninguno de estos procesos», ha dicho este lunes en la comisión sobre fraude del Parlament a preguntas de los diputados sobre la acusación judicial de que presuntamente cobró por usar su influencia política y camuflar los cobros como trabajos inexistentes de su mujer, y que forma parte de la investigación del caso ITV.

Oriol Pujol también ha destacado la profesionalidad de su esposa en este ámbito: «El trabajo de mi mujer no es ficticio. Es abogada y máster de Esade», ha defendido -el matrimonio está imputado junto al empresario amigo que presuntamente le pagaba, Sergi Alsina, en la causa que investiga el Juzgado de Instrucción 9 de Barcelona-.

Sobre las ITV, asegura no haber tenido voluntad alguna de «disponer, participar ni poseer» una estación, y que quien legítimamente podría haber tenido estos objetivos son terceras persones pero no él.

«Si me preguntan si mi intención era acceder o no a una estación de ITV, mi respuesta es no: ni solo ni acompañado», ha respondido el antiguo secretario general de Industria de la Generalitat.
Oriol Pujol ha defendido la gestión que hizo en la compra de Ficosa de la planta de Sony en Viladecavalls (Barcelona) y para mantener sus 950 puestos de trabajo, además de desmarcarse del nombramiento de Josep Tous como encargado de la Generalitat para pacificar el sector de las ITV.
Según él, la decisión de que Tous asumiera este papel fue de otra persona y ha constatado que la figura del intermediario ya existía también durante el tripartito.

También ha relatado que, como número dos de CDC y presidente de CiU en el Parlament, tenía que proponer muchas cuestiones al Govern, pero que «en el terreno de proponer no está la capacidad de decidir».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído