Las ondas sonoras pueden ocupar un espacio que, aunque no las veamos, podemos sentirlas 

Música tridimensional: hace que escuches con tu cerebro y no con tus oídos

A través esta tecnología, el sonido parece poder visualizarse. Este formato de audio resulta muy  envolvente, el sonido llega desde tantos puntos que pareciera que estuviéramos en una sala rodeados de altavoces

Música tridimensional: hace que escuches con tu cerebro y no con tus oídos

Tras el confinamiento por el coronavirus, la tecnología se ha convertido en un tesoro muy preciado. Buscar momentos de distracción para evitar el estrés o el aburrimiento es el momento ideal para refugiarnos en la tecnología.

Estos artilugios y avances tecnológicos se han convertido en un fenómeno viral. Ante esas variada gama de posibilidades: ¿Qué tal un tipo de música que hará ‘volar tu cabeza’?

Es muy probable que ya hayas recibido vía Whatsapp un mensaje que te invita a vivir una experiencia única escuchando música como nunca antes.

Se trata de una tecnología sonora 3D que transforma nuestros momentos musicales con auriculares en experiencias muy realistas.

Este formato de audio envolvente en realidad no es nuevo. Su origen se remonta a hace varias décadas pero no ha sido hasta ahora cuando múltiples fabricantes lo están implementando para darle una vuelta de tuerca a la calidad de sonido. En concreto al de los auriculares, los dispositivos que mejor encajan con este tipo de audio.

Actualmente, el audio 3d se ha convertido en antesala de un futuro holofónico, en el que la música ya no se escuchará a través de los oídos, sino ‘dentro’ de nuestras cabezas.

Si repasamos la historia del avance tecnológico que ha tenido la manera de escuchar el audio, nos conseguimos primero con el mono, seguidamente el estéreo y luego el surround. Pero ahora, todo ha ido más allá y es el momento del audio inmersivo.

Estos sonidos, que de alguna manera parecieran ‘hackear’ los algoritmos de nuestro cerebro, parecen interferir en la manera en como percibimos lo que ocurre dentro y fuera de nuestros oídos.

¿De que se trata el audio 3D?

Las ondas sonoras ocupan un espacio que, aunque no lo veamos, podemos sentirlo y experimentarlo más allá de lo que nos permiten nuestros nervios acústicos.

De esta manera, las melodías pueden llegar a envolverte y convertirse en una experiencia totalmente inmersiva.

Este sonido, va mucho más allá del estéreo e incluso de los sistemas de sonido multicanal 5.1, habituales de cualquier home cinema.

Y es que con la tecnología adecuada ya se pueden crear escenas sonoras en las que decidir en qué punto del espacio colocamos cada instrumento, cada voz o cada sonido.

La sensación de hiperrealidad que se logra con la introducción de sonidos reconocibles concretos, como el golpe alguna puerta, unas pisadas que se te acercan amenazadoramente por detrás, el sonido filoso y metálico de unas tijeras recortándote un lateral de tu cabeza, entre otros, puede llegarte a impactar mucho.

Es una experiencia auditiva con posibilidades infinitas en el campo de la realidad virtual.

No obstante, esta tecnología ya la habíamos experimentado en la industria del cine y la de los videojuegos que utilizan la tridimensionalidad del sonido desde hace años.

En esta oportunidad, la ‘novedad’ se encuentra en que este tipo de efectos jugarán en el futuro un papel importante en la producción de música comercial.

Un sonido que envolvente

En una entrevista realizada por la BBC al doctor en física teórica y director de Tecnologías Audiovisuales de Eurecat, el mayor centro tecnológico de Cataluña (España), Adán Garriga, ha dicho que «Es sonido que te envuelve y te viene de cualquier dirección. Permite al productor mover el sonido por el espacio». 

Una de las innovaciones más importantes de los últimos años que estudia desde su laboratorio es lo que se conoce como «audio 3D».

Junto a su equipo que comenzó en 2007 con cuatro personas en 2007, ahora ha duplicado su tamaño. Garriga se encuentra elaborando apuestas creativas con las que espera liderar la nueva era sonora de la música inmersiva.

Todo comenzó cuando fundó su startup Imm Sound (que más adelante compró la multinacional estadounidense Dolby) y a través de la cual patentó por primera vez una tecnología de sonido 3D.

El sistema envía un sonido diferente a cada uno de nuestros oídos para que nuestro cerebro lo perciba como algo envolvente.

Y para muchos, esa capacidad puede considerarse, prácticamente, una ‘droga digital’.

Según la revista digital Sonidos Binaurales «la música es un estado vibracional que tiene la capacidad de elevar y modificar nuestro estado de conciencia. La música binaural pretende elevar esta conciencia a otros estadios mediante la producción de notas musicales capaces de alterar las ondas cerebrales de nuestro organismo».

De igual manera, destacan que «Cuando una persona escucha esta música es capaz de aumentar su grado de conciencia y esto se traduce en una ayuda a varios niveles de la vida cotidiana: relajación, concentración, visión y otras cualidades ocultas de nuestra mente».

Una nueva era para la música comercial

Durante la edición del Sónar de 2017, Adan Garriga, vaticinaba en una conferencia que “el sonido 3D será el nuevo estándar en el campo del audio, como lo fue la irrupción del sonido estéreo en los años cincuenta y el paso al sistema 5.1 en los ochenta”.

Garriga señala que lo más novedoso hasta ahora tiene que ver con el sonido binaural (que se distribuye a través de auriculares en lugar de parlantes) y la música interactiva.

Un ejemplo de ello, es el sonido Binaural de Pearl Jam, lanzado en el año 2000; un disco que no ha dejado gran huella en el legado de la banda estadounidense.

Las incursiones en este campo por parte de artistas muy comprometidos con la vanguardia musical como Brian Eno o Björkt ampoco surtieron un efecto de flautista de Hamelín en lo que a producción de discos se refiere.

Como contrapartida, este tipo de experiencias sonoras sí tienen mucho recorrido en el arte sonoro y experimental.

En parte, porque los espacios expositivos o los encuentros minoritarios pueden prepararse más fácilmente para que este tipo de sonidos se reproduzcan fielmente, y además sin necesidad de cascos. Lugares donde el público se coloca en un punto central concreto, rodeado de altavoces, y, sobre todo, con la predisposición de adentrarse en la experiencia pura y dura del sonido. Esto es impensable en un festival o una sala de conciertos convencional.

¿Qué es el sonido binaural?

El sonido binaural se trata de una tecnología que simula la interacción acústica entre el cuerpo y lo que nos rodea.

Este tipo de sonido se experimenta a través de audífonos. El objetivo es generar la impresión de que el sonido está fuera de nuestra cabeza, en un espacio determinado.

«Cuando tienes unos audífonos y te mueves, el sonido se mueve con tu oreja. Pero si usas una app de realidad virtual o quieres una experiencia más realista, lo ideal es que el sonido gire contigo«, explica Adan Garriga.

Y eso es posible gracias al head tracking, unos dispositivos que se colocan encima de los audífonos.

Dónde escuchar el sonido 3D

Existen pocas plataformas donde poder encontrar sonidos en 3D. Sí es compatible Youtube, pero no Spotify.

Según la descripción del Audio 360 de Sony, este sonido llegará a través de cuatro servicios de streaming: Deezer, nugs.net, Qobuz y TIDAL.

Cualquier sonido que esté grabado de forma digital es susceptible de ser editado para su conversión en audio 3D.

Esta adaptación puede ser a nivel del estudio, por lo que entonces necesitamos que el archivo de audio ya esté preparado, o la adaptación puede ser a través del dispositivo, como es el caso de los auriculares o accesorios concretos que aplican los algoritmos en el momento.

Por el momento, el audio 3D suele ofrecerse en un formato comprimido por lo que no es compatible con Hi Res. Aún así, es una cuestión técnica que esperan resolver en un futuro cercano.

Grandes estudios como la Warner Music o artistas como Pharrell Williams han trabajado con Sony para expandir el uso de este audio 3D.

Los fabricantes esperan que el contenido aumente, se cree un ecosistema más fuerte y donde el público empiece a demandarlo.

Como es de esperar, también pretenden convertir el audio 3D en una característica premium de sonido. Un plus donde no descartan que haga incrementar el precio de sus productos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Yéssica Salazar

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo. Con Máster en Gerencia y Tecnologías de la Información. Con infinito amor por el periodismo y los medios audiovisuales que me han permitido conocer nuevos senderos, diferentes y desconocidos.

Lo más leído