La polémica concursante regresa como repescada a 'Gran Hermano VIP 5'

Momentazo televisivo del año con Aída Nizar : «¿Por qué la gente mala triunfa? ¿Por qué, Dios mío? ¿Por qué?»

Esta desolada ante la expulsión de su buen amigo Alejando Abad

Sólo por la escena que protagonizó Aída Nizar el 23 de febrero de 2017 en ‘GH VIP 5’ mereció la pena no sólo haberla recuperado para televisión, sino el programa en sí. La vallisoletana fue repescada pero se llevó el disgusto máximo al despedirse de su amigo Alejandro Abad.

Es insoportable, egocéntrica y dañina (al menos así se muestra en TV) pero nos alegramos mucho de que Aída Nizar haya regresado a la casa de Guadalix de la Sierra como repescada dos semanas después de su expulsión.

Sinceramente, si en el programa han programado la repesca tan pronto era con la esperanza de que la vallisoletana regresase y le diese un poco (o un mucho) de ‘juego’ a uno de los realities más aburridos que se recuerdan.

Pero la audiencia le dio y la audiencia le quitó. La alegría de Nizar tras saberse repescada se convirtió en llanto incontrolado cinco minutos después, cuando vio que su amigo y único apoyo en la casa, Alejandro Abad, era expulsado.

Mientras que el resto lo celebraba, Aída se aisló en la cocina y rompió a llorar, preguntándose por qué Abad había perdido contra Elettra, la otra nominada.

Pero lo grandioso, el momento que nos dejó absolutamente pegados al sofá durante varios minutos, la escena cumbre de este ‘GH VIP 5’ llegó con Aída en el confesionario.

Dramática, con el rímel chorreándole por las mejillas, devastada, llorando más que una madre mexicana, Nizar le rogó a dios una explicación ante tanta injusticia.

¿Cómo se sentirían los espectadores si a alguien genial le echan a la calle? ¿Por qué vivimos en una sociedad donde triunfa el mal? ¿Por qué la gente mala triunfa?¿Por qué, dios mío? ¿Por qué? Te lo pregunto a ti, dios mío ¿Por qué?

¿Por qué los valores no se tienen en cuenta? ¿Por qué? ¡Esta es la sociedad que no quiero!

Esa es la sociedad que quiero combatir. No puede una persona con esos valores, esa persona no puede estar fuera. Que la audiencia haya dejado a una mujer que no sé ni cómo llamarla… Esa persona que disfruta gritando, arrastrando a la gente por los pelos.

¿Y esta mujer se pregunta por qué la gente mala triunfa? ¿La misma que lleva años en televisión después de insultar a un minusválido o de agredir a compañeros en directo? Es enorme.

Hubo tensión cuando Aída amenazó con irse y el público en plató aplaudió:

Ya no sé si coger esa puerta e irme. Le pregunto a Dios por qué permite estas cosas.

Alejandro no ha hecho más que defenderse de ataques dañinos, ser humillado, ser criticado… y él aún así ha sido un caballero. Ha aportado sentido del humor e ingenio.

Lloro de impotencia. Esto pasa en la sociedad, esos trabajadores que se dejan la piel y ven subir al otro tarugo que no hace nada. Como la Elettra esta. ¡¿Pero qué ha pasado en esta casa?!

Falta de valores, falta de todo… ¿Por qué no puede existir la felicidad completa?

Y así, Aída Nizar cargó contra la misma audiencia que media hora antes la había repescado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído