Las cadenas españolas han suspendido el curso

Lo peor de la TV en 2019: Diez series y programas para olvidar

De ‘Maestros de la reforma’ a ‘Instinto’, pasando por ‘Todo es mentira’ o ‘Toy Boy’

El 2019 ha sido un mal año para la televisión en España. Casi no ha habido estrenos destacables y los programas y series de siempre han ido perdiendo fuerza o han quemado al espectador. ¿Cuáles han sido los diez peores productos televisivos del 2019 en nuestro país?

10.  Maestros de la reforma (A3)

Da penita pero este concurso de Antena3 fue un desastre desde el principio. Era la gran ilusión de la cadena para el  2019 pero no funcionó, ni en audiencia ni en crítica. Era todo demasiado confuso, poco atractivo para el espectador moderno y con un casting equivocado. Es el claro ejemplo de que  en A3 tienen que plantearse muy en serio el tipo de televisión que quieren hacer. Están anclados en un modelo antiguo y poco competitivo.

09. 45 revoluciones (A3)

Otro frente que tiene abierto Antena3 es el de la ficción. Durante años, las series han sido su caballo de batalla pero en 2019 han pinchado con todos sus estrenos. ‘45 revoluciones’ tiene el triste récord de ser la serie española menos vista en el prime-time en abierto. Es una pena. Esta producción de Bambú es anodina pero tampoco mala. Simplemente, como idea de partida no llamaba la atención

08. A partir de hoy (TVE)

El regalo de TVE a Máximo Huerta tras su brevísima carrera como Ministro de Cultura y Deporte  fue este magacín tan vacío como snob. Un programa para que el presentador, rodeado de sus amigos,  pose y le pueda decir a su público lo culto que es. Pereza.

07. Todo es Mentira (CUATRO)

Empezó mal de audiencia aunque fue creciendo. El problema es que el programa de Cuatro no puede evitar contagiarse del carácter agresivo y despectivo de su presentador.  Risto Mejide, diciéndonos a todos cómo pensar y maquinando las mismas trampas que él dice denunciar,  ha tenido, sin embargo, un único momento de gloria; cuando habló del boicot de anunciantes a ‘GH’. Eso sí, llegó tarde y mal.

06. Secretos de Estado (TELECINCO)

Con esta serie llegó el final de Frank Ariza como director y productor de series (‘Dreamland’, ‘El continental’), al menos en España. Fue un despropósito tal que provocaba vergüenza ajena.  La audiencia no fue tan mala como cabría esperar pero  ya nadie se acuerda de ella. Ni falta que hace.

05 ‘El Tirón’(TELECINCO)

Como en Mediaset siguen pensando que somos tontos, nos colaron esta pseudo sección de ‘Sálvame banana’, copia casi exacta del ‘difunto’ Pasapalabra ( que ahora vuelve a A3). Siempre igual. En Telecinco no aprenden. Roban un formato y en vez de dar explicaciones, disculparse o reconducir las cosas, hacen otro parecido.

04. Arusitys Prime (A3)

Si Arusitys, el de la mañana en laSexta, es malo, la versión prime-time de los viernes en A3 ya fue de juzgado de guardia. Un regreso a la televisión casposa de los 90, repescando personajes de la competencia (Las Campos, Laura Matamoros…) y un humor rancio hasta para A3. No duró ni tres semanas. Normal.

03. Toy Boy (A3)

Toy Boy - Capítulo 12 © Atresmedia

Esta sí que es mala y no ’45 revoluciones’. No pintaba bien desde el principio pero  se podía intuir cierto éxito por la fórmula de misterio, sexo y tíos buenos. Pero si buscas actores en gimnasios o en Instagram, luego no te quejes de que la gente haga zapping.

02.Espejo público (A3)

El 2019 ha sido un año terrible para Susanna Griso. No sólo Ana Rosa Quintana  le ha duplicado en audiencia sino que la presentadora ha tocado fondo como profesional. Su programa, hundido en el rechazo de la audiencia, ha sufrido tantos cambios que ni se le reconoce. Hasta tiene una sección de corazón con Karmele Marchante y Jesús Mariñas como colaboradores.  No, no es una broma.

01: Instinto (MOVISTAR+)

Era el ‘Cincuenta Sombras de Grey’ de Movistar, así lo vendieron. Era peor (si eso es posible). Serie aburrida, con Mario Casas poniendo cara de macarra y montando orgías con acróbatas del Circo del Sol. Bueno, hasta ahí tenía un pase. Pero el escándalo llega con el final. Quién haya aguantado hasta el desenlace, lo sentimos. Es tan imprudente, irracional, poco documentado y gratuito que llega a ser amoral. No negamos que esas cosas puedan pasar, ni se trata de ser censores. El problema no es lo que se cuenta si no cómo se cuenta. Aquí, la forma no puede ser más ofensiva.

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído