Los lunes, revista de prensa y red

“2 de mayo + 2 = Ayuso”,de Antonio Burgos, “El 4-M deja en evidencia al CIS: falló en su sondeo, siguió encuestando hasta en la jornada de reflexión y su presidente insultó al PP”, de El Mundo, y “Las tres bofetadas que se han llevado Pedro y Pablo”, de Agustín Rosety Cózar

(Viñeta de Puebla en ABC elpasado día 6)

2 DE MAYO + 2 = AYUSO

Artículo de Antonio Burgos publicado en ABC el pasado día 6

Si dentro del deporte de tiro olímpico hubiera una especialidad de disparos en el pie, se llevaba todas las medallas de oro del que cagó el moro el PSOE de Sánchez, solo o en compañía de otros tenidos hasta ahora por lumbreras, como Iván Redondo. El cordón sanitario de su corpiño, mi niño, no es su especialidad. Ha intentado echar al PP de todas las autonomías donde gobernaba y acallar a Vox y le ha salido el tiro por la culata, atravesándole el pie. Primero fue Murcia, como recordaba ayer Julián Quirós en su «Sala de Máquinas», y ahora ha sido Madrid, Madrid, Madrid, qué esperanza tenía España entera puesta en Madrid, que diría Agustín Lara.

Sánchez pensaba lisa y llanamente llevar el modelo de poder de La Moncloa y su pacto con antisistemas, separatistas y filoetarras hasta la Puerta del Sol y hacer de Madrid «la tumba del fascismo». Llamando fascismo, como hacen, a todo el que no piense como ellos y esté por la defensa de la libertad, de la Constitución, de la Monarquía, del sistema de valores democráticos que nos dimos en la Transición y con los que pensaban acabar a la venezolana o a la cubana. Pero no habían hablado con el padre de la muchacha. Y la muchacha era y es nada menos que Isabel Días Ayuso, una señora que tiene el arte supremo de estar en su sitio y mantener sus ideas por encima de todo, y que ha conseguido que Madrid sea la tumba del sanchismo y del podemismo. El 4 de mayo ha sido una alegría en estos años de desgracias que nos ha tocado vivir. No sólo ha votado Madrid. Yo creo que España entera, la España que cree en las libertades, ha votado con los madrileños el 4 de marzo. Fecha mágica. Cuando Ayuso convocó para el 4 de marzo las elecciones para adelantarse a la moción de censura que las hordas sanchistas le preparaban para echarla, por ser día laborable y no tener una significación especial no comprendimos la fecha elegida. Nos parecía llamada al fracaso. Pero no era una fecha. Era una ecuación. A ver si sé explicarla, aunque soy de Letras. El 2 de mayo, los madrileños de Goya echaron a los franceses. Sumen 2 al 2, o sea Pablo Iglesias y el sanchismo, y salen 4: el 4 de mayo, fecha gloriosa en que Isabel Díaz Ayuso ha sido votada no sólo por los madrileños, hasta los de Vallecas, barrio podemita que tiene incluso una Plaza Roja, sino por todos los españoles de bien. Sí, he dicho «los españoles de bien», los que desean lo mejor para nuestra Patria, ¿passssa algo?

Franje a tantas desgracias, como digo, la victoria de Isabel Díaz Ayuso ha sido motivo de esperanza para muchos españoles, y rabia, rabiña para muchos otros que quieren acabar con todo. Que Ayuso sola le gane a las tres izquierdas juntas, tres, tiene más valor del que parece. Sí, ha sido una moción de censura a Sánchez, que si tuviera vergüenza habría dimitido. Ese es un número de los que suman. Y el otro, oh maravilla, que igual que consiguió que Iglesias dejara el Gobierno para derrotarla, ahora se tenga él que ir de la política por la puerta giratoria de irse a ganar dinero son Roures. España sin Iglesias no será lo mismo: será mejor. Y apunten: Isabel Díaz Ayuso será nuestra Merkel. Que falta nos está haciendo.

Artículo en: http://www.antonioburgos.com/abc/2021/05/re050621.html

EL 4-M DEJA EN EVIDENCIA AL CIS: FALLÓ EN SU SONDEO, SIGUIÓ ENCUESTANDO HASTA EN LA JORNADA DE REFLEXIÓN Y SU PRESIDENTE INSULTÓ AL PP

Artículo de El Mundo/Europa Press publicado en El Mundo el pasado día 5

Los resultados de las elecciones autonómicas en la Comunidad de Madrid han puesto en evidencia el sesgo a la izquierda de la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), pues calculaba 10 escaños más para el PSOE y 10 menos para el PP. Frente a las predicciones coincidentes de todos los sondeos del resto de empresas demoscópicas, en su sondeo flash dado a conocer el pasado 22 de abril, en medio de la campaña electoral, el centro que preside el sociólogo socialista José Félix Tezanos vislumbraba un cierto equilibrio entre los bloques de izquierda y de derecha, e incluso daba más posibilidades de un gobierno regional de PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos, algo que los resultados electorales han desmentido. El desajuste viene determinado básicamente por una sobrerrepresentación del PSOE en la encuesta, acompañado de una menor expectativa del PP. Así, el CIS pensaba que el PP se quedaría en un 36,7% y entre 54 y 56 escaños, pero la candidatura de Isabel Díaz Ayuso ha superado el 44% y, con el 90% escrutado, tenía asegurados 65 escaños, por encima incluso de la suma de PSOE, Unidas Podemos y Más Madrid. Y a esos 10 escaños del PP por debajo de lo obtenido se suman otros tantos por el error del CIS al atribuir al PSOE una estimación de voto del 23,4% y entre 34 y 36 diputados, cuando en realidad los socialistas se han quedado entre 24 y 25 escaños y en torno al 17,2% de los votos. En cuanto a Más Madrid, el CIS le calculaba entre 22 y 24 escaños con un 15,1% de voto y al final la lista de Mónica García ha superado las expectativas al cosechar un 17% y 24 diputados, superando en votos a los socialistas. Los resultados de los demás partidos sí estarían en línea con lo pronosticado por el CIS, aunque Unidas Podemos ha quedado por debajo de lo que se le calculaba (10 diputados y un 7,36% frente a la estimación de 11 a 13 diputados y un 8,4%), y Vox ha obtenido algo más de lo esperado: 13 diputados y un 9,14%, mejor que la horquilla de 11 a 13 diputados y el 8,2% que se pensaba. El CIS ha acertado al situar a Ciudadanos fuera de la Asamblea de Madrid, pero pensaba que iba a estar más cerca del umbral del 5%, ya que le calculaba un 4,6%, y al final el partido naranja se ha quedado en un 3,5%.

Encuestas en la jornada de reflexión

Pero más allá del fracaso de sus predicciones en Madrid, el resultado del 4-M ha dejado aún más en evidencia al organismo público, que a pesar de que la Junta Electoral Central le reprochó que incumpliera la ley, el Centro de investigaciones Sociológicas siguió encuestando en los días en que ya no se podían publicar los sondeos. Y lo hizo incluso hasta en la jornada electoral reflexión. De hecho, según publicó ayer EL MUNDO, el lunes 3 de mayo, a escasas horas de que abrieran los colegios electorales de Madrid, el CIS realizó 411 entrevistas, por la mañana y por la tarde. En los días anteriores, el equipo de José Félix Tezanos realizó otras 2.859 llamadas a ciudadanos madrileños para pulsar la intención de voto en la recta final de la campaña y para rastrear indecisos. En total, los encuestados han sido 3.270. Y al mismo tiempo, Tezanos se despachó a gusto en un artículo en la revista Temas en el que insultó a los votantes del PP, a los que llamó «tabernarios». El texto fue publicado el 1 de mayo, dos días después de que los populares elevaran una reclamación a la Junta Electoral tras conocer que Tezanos seguía encuestando para rastrear indecisos. En el artículo, Tezanos atribuyó a Díaz Ayuso una «escasa entidad intelectual y política» y resaltó su «pobre trayectoria anterior en el PP». El sociólogo recordaba «la humillación que tuvo que soportar por parte de quienes valoraron en su día su nivel óptimo de competencia encargándola del Twitter del perro de Esperanza Aguirre (Pecas)». El ex miembro de la Ejecutiva del PSOE comparó a la triunfadora de la noche electoral con Donald Trump por sus «rasgos similares» y su «carencia de trayectorias políticas brillantes».

Artículo en: https://www.msn.com/es-es/noticias/espana/el-4-m-deja-en-evidencia-al-cis-fall%C3%B3-en-su-sondeo-sigui%C3%B3-encuestando-hasta-en-la-jornada-de-reflexi%C3%B3n-y-su-presidente-insult%C3%B3-al-pp/ar-BB1gnlZx?ocid=msedgntp

LAS TRES BOFETADAS QUE SE HAN LLEVADO PEDRO Y PABLO 

Artículo de Agustín Rosety Cózar publicado en Actuall el pasado día 5

No han sido una, sino tres, las mujeres que han abofeteado a Sánchez e Iglesias con ocasión de las elecciones a la Asamblea de Madrid que se celebraron ayer. Isabel Díaz Ayuso, Rocío Monasterio y Mónica García han marcado los dedos de sus manos en los rostros de Sánchez e Iglesias.

Francisco Tadeo Calomarde (1773-1842), ministro de Gracia y Justicia de Fernando VII ha quedado retratado para la historia como uno de los políticos más abyectos y despreciables que han existido en España. Algo que, por otra parte, no deja de tener cierto mérito.

Su acción mas conocida fue aprovechar la enfermedad de Fernando VII para hacerle firmar la derogación de la pragmática sanción de 1832 y evitar que reinase su hija, la que después sería la reina Isabel II.

Calomarde se las prometía muy felices ya que contaba con el favor del hermano del Rey, Don Carlos María Isidro que, reinstaurada la Ley Sálica, hubiera sido el sucesor del rey Fernando. Pero al traidorzuelo le salió el tiro por la culata porque, al enterarse de su maniobra, la temperamental infanta Carlota, le propinó una sonora bofetada y consiguió convencer al moribundo rey para reinstaurar la pragmática sanción.

Muy probablemente Calomarde pertenecía a la misma raza de político trepa y sin escrúpulos a la que pertenecen Pablo Iglesias y Pedro Sánchez. Y, al igual que le pasó a él, sus intentos de evitar que gobernase una mujer llamada Isabel se han visto frustrados por unas sonoras bofetadas femeninas.

Porque no han sido una, sino tres, las mujeres que han abofeteado a Sánchez e Iglesias con ocasión de las elecciones a la Asamblea de Madrid que se celebraron ayer.

La primera bofetada les ha venido de Isabel Diaz Ayuso, a la que el gobierno social comunista había tratado de convertir en la cabeza de turco de la gestión de la pandemia. Recordemos que el Gobierno llegó a decretar un estado de alarma exclusivo para Madrid y pretendió hacer que la presidenta quedase ante la opinión pública como una suerte de psicópata que despreciaba la salud de los madrileños. Pero los madrileños han dejado claro que valoran la gestión de una Ayuso que prácticamente ha triplicado en votos al “serio” candidato de Pedro Sánchez.

Se acabó el mito de que la alta participación beneficia a la izquierda

Pero Isabel Diaz Ayuso no solo le ha dado una bofetada a Pedro Sánchez. También le ha pegado una buena torta a un Pablo Iglesias que confío su suerte a la baza de la movilización, protagonizando la campaña electoral más crispada que se recuerda en la historia de nuestro país. Y lo ha conseguido sin duda. Pero la movilización lo que ha provocado es que el centro derecha alcance el 57%, el porcentaje más alto de votos de toda su historia. Se acabó el mito de que la alta participación beneficia a la izquierda.

También desde la derecha, Pedro y Pablo han recibido la sonora bofetada de Rocío Monasterio. La candidata de VOX no solo ha sufrido la violencia organizada por las huestes de Pablo Iglesias y consentida por la Policía de Marlaska, sino que ha sido el centro de un burdo montaje que ha pretendido hacer responsable a su partido de unas supuestas amenazas de muerte dirigidas a miembros del Gobierno. Las declaraciones de la ministra de Industria diciendo que todos los demócratas estaban amenazados de muerte por VOX constituyen uno de los mayores ridículos que se recuerdan. A pesar de todo este circo, o precisamente gracias a él, Rocío Monasterio ha conseguido mejorar sus resultados de 2019 creciendo en todos esos barrios que se iban a levantar contra el “fascismo” de VOX.

La tercera y última bofetada a Pedro y a Pablo, y probablemente la que más les ha dolido, viene de la propia izquierda. Una sorprendente Mónica García, que apenas era conocida al inicio de la campaña, ha conseguido que su partido sea la fuerza más votada de la izquierda. Parece claro que el votante de izquierdas está más que harto del PSOE de Pedro Sánchez, un partido que concentra el voto de izquierda más por falta de una alternativa razonable que por levantar las pasiones del votante progresista. Si unimos a eso el sonoro fracaso del cesante Pablo Iglesias, que pretendía ser el revulsivo de la izquierda, se abre un interesante debate sobre el liderazgo de la izquierda española, en la que puede haber aparecido una seria alternativa al Sanchismo.

Dicen que Calomarde asumió con bastante gallardía la bofetada de la Infanta Carlota, pronunciando una frase que quedaría para la posteridad: “Señora, manos blancas no ofenden”.

Hay quien asegura que la infanta, con la chulería propia de los Borbones, le contestó:
“Pero hacen daño”.

Artículo en: https://www.actuall.com/democracia/las-tres-bofetadas-que-se-han-llevado-pedro-y-pablo/

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Tres foramontanos en Valladolid

Con el título Tres foramontanos en Valladolid, nos reunimos tres articulistas que anteriormente habíamos colaborado en prensa, y más recientemente juntos en la vallisoletana, bajo el seudónimo de “Javier Rincón”. Tras las primeras experiencias en este blog, durante más de un año quedamos dos de los tres Foramontanos, por renuncia del tercero, y a finales de 2008 hemos conseguido un sustituto de gran nivel, tanto personal como literario.

Lo más leído