El nuevo estudio de la revista "Nature Astronomy" desvela estas incógnitas a partir de una serie de simulaciones

Se esclarece el origen Oumuamua, el enigmático primer visitante llegado de otro sistema solar

"Estos objetos interestelares podrían proporcionar pistas críticas sobre cómo se forman y evolucionan los sistemas planetarios", apuntó el investigador principal del estudio Yun Zhang

Se esclarece el origen Oumuamua, el enigmático primer visitante llegado de otro sistema solar
Oumuamua, el primer visitante observado desde un telescopio en Hawai.

Con el nombre de Oumuamua fue bautizado el primer visitante que proveniente de un lugar muy lejano, más allá de nuestro sistema solar y no, en definitiva no se trata de un allien.

Fue descubierto en 2017, específicamente el 17 de octubre, una roca destrozada, muy diferente a lo que estamos acostumbrados a ver fue vista desde un telescopio en Hawái: superficie seca, forma alargada como un cigarrillo y un particular movimiento, que ahora un nuevo estudio de la revista «Nature Astronomy» intenta aclarar el porqué de su forma y de dónde proviene a partir de una  serie de simulaciones.

Las respuestas encajan a la perfección, y aunque no se trata de una señal de otra civilización, desvela una historia de destrucción. Después de años, pero millones de años, el paso de la estrella destrozó un mundo lejano, a partir de allí quedaron fragmentos alargados, uno de los cuales llegó a nuestra sistema.

Oumuamua «es realmente misterioso, pero algunos signos, como sus colores y la ausencia de emisión de radio, apuntan a un objeto natural», dijo Yun Zhang, autor principal del estudio y uno de los Observatorios Astronómicos Nacionales de la Academia de Ciencias de China.

Según los autores del estudio, Oumuamua proviene de un sistema con planetas que orbitan una estrella central que puede destruirlos si se acercan demasiado. Cuando un cuerpo más pequeño pasa muy cerca de uno mucho más grande, las fuerzas de marea del cuerpo más grande pueden romper el más pequeño, como sucedió con el cometa Shoemaker-Levy 9 cuando se acercó a Júpiter.

Pues bien, los investigadores descubrieron que si un pequeño planetesimal, un cometa o un mundo similar a una supertierra pasa a 350.000 km de su estrella, la gravedad de esta los estirará y hará añicos, un proceso que los astrónomos llaman interrupción de mareas. Algunos de los fragmentos podrían ser extremadamente alargados, como Oumuamua, que acabarían lanzados al espacio interestelar.

El modelado térmico de los investigadores mostró que la superficie de los fragmentos resultantes se derretiría a una distancia muy corta de la estrella y se volvería a condensar a mayores distancias, formando así una corteza cohesiva que garantizaría la estabilidad estructural de la forma alargada.

«La difusión de calor durante el proceso de interrupción de las mareas estelares también consume grandes cantidades de volátiles, lo que no solo explica los colores de la superficie de Oumuamua y la ausencia de coma visible, sino que también aclara la sequedad inferida de la población interestelar», explica Zhang. «Sin embargo, algunos volátiles de alta temperatura de sublimación enterrados bajo la superficie, como el hielo de agua, pueden permanecer en forma condensada».

Sin embargo, las observaciones de Oumuamua no dieron muestras de actividad cometaria, y solo el hielo de agua es una posible fuente de desgasificación para explicar su movimiento no gravitacional. Si Oumuamua fue producido y expulsado por este escenario, se podría activar un montón de hielo de agua residual durante su paso por el sistema solar. La desgasificación resultante provocaría aceleraciones que coinciden con la trayectoria de cometa de ‘Oumuamua.

Otro dato interesante al que apunta el trabajo de investigación, es que debido a la capacidad de estos objetos para atravesar los dominios de zonas habitables, no se puede descartar la posibilidad de que puedan transportar materia capaz de generar vida (un teoría llamada panspermia). «Este es un campo muy nuevo. Estos objetos interestelares podrían proporcionar pistas críticas sobre cómo se forman y evolucionan los sistemas planetarios», apuntó Zhang.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Jesús Mitchelle Torres

Licenciado en ciencias fiscales (ENAHP – IUT), especialista en auditoría de Estado (Universidad Simón Bolívar) y magíster en gerencia pública (IESA) con siete años de experiencia como auditor de Estado en Venezuela.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído