El PNUMA afirma que los glaciares patagónicos son los que más rápido desaparecen

El PNUMA afirma que los glaciares patagónicos son los que más rápido desaparecen

El director del Centro para el Desarrollo Integral de Montañas, Madhav Karki, habla en el marco de la XVI Conferencia de las Partes de la ONU sobre Cambio Climático, en Cancún (México). EFE

EFE/Archivo

Los glaciares de la Patagonia, en Chile y Argentina, son junto a los de Alaska los que más rápido desaparecen del mundo a causa del cambio climático, según un informe del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) divulgado hoy.

El documento presentado en la Cumbre del Cambio Climático de Cancún, que se celebra en esta ciudad mexicana, afirma que los glaciares de la Patagonia y los de Alaska pierden masa de hielo a un ritmo superior que los de otras regiones montañosas del planeta, como la cordillera del Himalaya o la de los Andes.

Según los datos proporcionados por el PNUMA, los glaciares de la Patagonia perdieron 35 metros y los de Alaska 25 metros en el período de 1960 a 2003, mientras que el retroceso medio en los del Himalaya y los Andes ha sido de 10 metros.

En contraste, el aumento de las precipitaciones a causa del calentamiento global en algunas zonas como el oeste de Noruega, parte de Tierra del Fuego o la isla sur de Nueva Zelanda han permitido que sus glaciares aumenten de volumen.

Asimismo, siempre según el informe, en la zona montañosa asiática del Karakoram el avance de los glaciares ha invadido áreas en las que hacía más de medio siglo que no había hielo.

De todas formas, los expertos advierten de que los glaciares en general están en retroceso.

«No podemos predecir cuándo los glaciares desaparecerán por completo, seguro que estarán con nosotros por mucho tiempo, pero lo que es un hecho es que están en retroceso», afirmó el director adjunto del Centro Internacional para el Desarrollo Integral de la Montaña (ICIMOD), Madhav Karki, al presentar el informe durante la cumbre sobre el cambio climático.

El experto se mostró reacio a ofrecer predicciones como las que llevaron al Grupo Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC) de la ONU a afirmar erróneamente que los glaciares del Himalaya desaparecerán para 2050.

Por otra parte, Karki explicó que el deshielo de los glaciares conduce a la formación de peligrosos lagos en la región del Himalaya, con el consiguiente riesgo de que se puedan producir catastróficas inundaciones.

Las rupturas de lagos glaciares han aumentado en los últimos 40 años, y de hecho se produjeron cinco incidentes de estas características en el norte del campo de hielo patagónico, según el PNUMA.

El informe también llama la atención acerca de la pérdida de fuentes de agua para el consumo humano que representa la desaparición de los glaciares.

Así, indica que en cuestión de décadas se podrían padecer problemas graves en el abastecimiento de agua en regiones secas de Asia Central, Chile, Argentina y Perú.

Por ello se insta a redoblar los esfuerzos para poner en marcha mecanismos de adaptación que permitan reducir el riesgo de las poblaciones vulnerables a inundaciones, sequías y otros desastres naturales causados por el retroceso de los glaciares.

El documento cita en este contexto la experiencia adquirida por Perú en reducir el riesgo de los lagos glaciares desde las inundaciones de Huaraz en 1941, que causaron unos 5.000 muertos.

En ese sentido, el ministro de Medio Ambiente de Noruega, Erik Solheim, aprovechó su presencia en Cancún para anunciar que su país aportará 12 millones de dólares para financiar estudios y programas de adaptación en la región del Himalaya.

Según el PNUMA, más de la mitad de la población mundial vive en cuencas hidrográficas de ríos con origen en regiones montañosas con glaciares.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído