Salud

¿Sabes cuáles son los errores que cometes al limpiarte la cara?

¿Sabes cuáles son los errores que cometes al limpiarte la cara?
Rostro - cara de chica joven

¿Cuántas veces te olvidas?

Es importante que limpies la piel de tu rostro por la mañana y por la noche. ¿Por qué? Por la mañana retiras los restos de producto de la noche anterior, «despiertas» tu piel, aumentas la circulación, eliminas células muertas y preparas tu piel para tu crema de día. Por la noche, en cambio, eliminas la suciedad acumulada del día y los restos de maquillaje y productos que hayas aplicado.

Los extremos no son buenos

La temperatura del agua es clave. En lugar de optar por agua caliente, elige agua templada. Así evitarás sequedad, irritación y enrojecimieto de la piel, según recoge clara.

Limpiar no es lo mismo que exfoliar

Evita frotar tu piel con demasiada fuerza si no quieres que se irrite. Cuando exfoliamos la piel, es normal aplicar un poco de presión (suave), pero si hablamos de la limpieza diaria, debemos hacerlo con cuidado si no queremos provocar rojeces o favorecer el exceso de grasa. Lo mismo ocurre cuando te seques la cara tras la limpieza, hazlo con toques suaves y sin frotar.

¿Qué formato eliges?

Un limpiador en gel o espuma siempre dejará menos residuos que uno en crema. Cuánto más ligero sea el producto (no quiere decir que sea menos eficaz), menos irritación y congestión causará sobre la piel. Además, uno suave dejará nuestro rostro mejor preparado para los productos que vendrán después: crema de noche, contorno de ojos…

¡No te pases!

¿Dos veces mejor que una? ¡No! Una limpieza correcta con un buen producto es más que suficiente. Cuantos más productos apliques a tu piel para limpiarla, más alterarás la función barrera de la piel y más sensible se volverá. Recuerda que si la limpias en exceso, eliminarás el manto protector de la piel y se deshidratará. Si la limpias menos, se taponarán los poros.

Un error súper frecuente

Puede que nunca hayas caído en este hábito, pero es muy importante que antes de tocarte la cara, laves bien tus manos. De esta manera, evitarás traspasar la suciedad y bacterias acumuladas a lo largo del día en las manos a la piel del rostro.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído