Juegos que ya casi nadie juega o conoce

Juegos que ya casi nadie juega o conoce
Una vecina enseña a un grupo de niños a jugar al avión, uno de los juegos habituales en su infancia.

A medida que crecemos, vamos dejando de lado el juego, la diversión y el entretenimiento, que se ven opacados por las obligaciones que adquirimos como adultos. Pero ¿quién no se pone a jugar y a participar en un juego cuando aparece la oportunidad? Cuando nos encontramos en una fiesta, compartiendo tiempo con nuestros hijos, sobrinos, cuando tenemos ganas de reírnos… Inconscientemente, siempre encontramos un ratito para jugar; quizás sea porque en el fondo sabemos que es saludable; tal vez porque necesitamos alejarnos de todas las responsabilidades ¡aunque sea por unos minutos!

Sin embargo, existen momentos mágicos en los que nos encontramos con esos juegos de la infancia y que ya nadie recuerda. ¿Por qué será que algunos juegos no se juegan después de un tiempo? Las generaciones pasan y van dejando atrás algunos juegos que las nuevas generaciones ni siquiera conocen.

¿Dónde Están los Juegos de Nuestra Infancia?

Una encuesta encontró que, mientras un 73% de los padres recordaba jugar juegos de mesa regularmente cuando eran niños, solo un 44% de los chicos actuales los juegan en la actualidad. Otro dato sorprendente afirma que, aunque los padres crecieron en un mundo donde se empezaron a desarrollar las computadoras y la tecnología, y donde los videojuegos eran “el entretenimiento”, los niños de ahora son más adeptos a jugar videojuegos que sus padres. Como consecuencia, los niños de hoy en día tienen menos amigos, pasan más tiempo solos y, tristemente, niños y padres también pasan menos tiempo juntos.

Esta falta de tiempo compartido es posiblemente la que haya dado resultado a generaciones que desconocen a qué jugaban sus padres. Opinium Research, una consultoría de investigación de mercado e información, fue la que llevó a cabo este estudio revelador.

La Encuesta

Según la investigación de Opinium Research, los resultados surgieron de una encuesta realizada a más de 1000 niños de entre 7 y 14 años, y más de 1000 padres de niños de esa misma edad. Se logró hacer una lista con aquellos juegos que antes eran los reyes del entretenimiento y hoy casi nadie los recuerda, o los juega…

Los Juegos Olvidados, No Tan Olvidados

El backgammon es un juego de mesa cuyo objetivo es lograr sacar las fichas del tablero antes que el oponente. Es un juego que requiere de buenas estrategias, aunque el azar también cuenta. Como suele ocurrir, el origen de este juego es una incógnita y una lucha de poderes. Pero, más allá a las controversias de si es de aquí o es de allá, una versión interesante dice que el juego es descendiente de El Juego Real de Ur, el cual fue encontrado en la tumba de un rey en lo que hoy en día se conoce como Irak. No sabemos si es cierto, pero es una buena y entretenida versión.

El bacará, un juego de casino y muy parecido al blackjack, tiene varias formas, aunque el fin del juego siempre es el mismo: el jugador debe sumar un valor lo más cercano posible a 9 y mayor al valor de la banca, siempre con cartas que se diferencian en palos, figuras y numeración de 10 a 0. Está el bacará sencillo, el chemin de fer, el punto banco y el de casino. Un dato interesante es que este juego se hizo realmente popular con autores como Ian Fleming, quien lo incorporó a su novela del Agente 007. Te recomiendo baccarat.net para conocer mas sobre este entretenido juego que se niega a morir.

El ludo (¿quién no ha jugado alguna vez al ludo?) es un juego diseñado para los niños, pero que proviene del juego Indio Pachisi, o Parchís en occidente. Este famosísimo juego de mesa consiste en lanzar un dado y avanzar en el tablero superando diferentes obstáculos, como perder un turno, volver a un casillero anterior y otros. Pero también hay recompensas en el camino y se puede ganar otro tiro o avanzar hacia la meta.

Otro reconocido juego de mesa es el scrabble. Es un juego que ha tenido varias adaptaciones para diferentes edades. Su objetivo es ganar puntos a través de la formación de palabras como si fuera un crucigrama. El jugador deberá crear palabras horizontal o verticalmente. Es un juego entretenido, educativo y realmente atrapante para cualquier edad.

El monopolio, conocido mundialmente como Monopoly, es un juego de mesa que puede considerarse más complejo, ya que se basa en la compraventa de bienes raíces. Es uno de los juegos más buscados en todo el mundo. También es un juego educativo que ayuda a los jugadores a desarrollar su sentido de estrategia, lógica y razonamiento. Se juega con dados y, a medida que se avanza en el tablero, el jugador puede hacer operaciones con las propiedades. El objetivo, obviamente, es quedarse con todas las propiedades y llegar al monopolio.

El Ajedrez

El ajedrez merece una mención aparte, ya que hasta se ha convertido en un juego con torneos internacionales. Por este motivo, no puede considerarse un juego olvidado ni dejado de lado. Es un juego con un nivel tan alto de concentración y desarrollo intelectual, que en los torneos se puede ver a niños prodigios jugando con adultos mayores. Sin duda, el juego permite un intercambio con un valor incalculable. Estudios realizados indican que la generación de niños actuales tienen un 40% menos de probabilidades que sus padres de jugar a las cartas; sin embargo, el ajedrez se ha convertido en un juego cuya popularidad se ha duplicado, ¡es decir que los niños quieren jugarlo!

Dejen Jugar a los Niños

Más allá de las encuestas y los resultados, la realidad muestra que todos queremos jugar. Cualquiera sea nuestra edad, el entretenimiento es una necesidad y los niños son los primeros que se lo merecen y lo requieren. Los niños tienen interés en aprender a jugar juegos de mesa, reclaman el encuentro en familia y lo toman como un desafío positivo. Eso demostró la encuesta, donde un 67% de los niños aseguró que les gustaría jugar al ajedrez o a los juegos de mesa. Por lo tanto, nosotros como adultos debemos estimular esa inquietud y mostrarles que hay otro mundo más allá de internet; un mundo que también está bueno y tiene mucho por enseñarnos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído