Los demandantes sostienen que la Iglesia católica implementó medidas para encubrir a los pederastas

Un grupo de víctimas de abusos del clero presenta una demanda contra el Vaticano

Un grupo de víctimas de abusos del clero presenta una demanda contra el Vaticano
La plaza de San Pedro en el Vaticano. EP

Siete víctimas de abusos sexuales cometidos por sacerdotes han presentado una demanda colectiva contra la Santa Sede. Sostienen que la Iglesia católica implementó durante largo tiempo medidas para encubrir a los pederastas.

La demanda ha sido presentada ante un tribunal federal en Manhattan. Las víctimas ya han llegado a un acuerdo con la Archidiócesis de Nueva York y recibirán una elevada indemnización.

Según los demandantes, la Santa Sede habría sabido «durante siglos» que los sacerdotes usaban su posición en parroquias y escuelas para abusar sexualmente de los niños. A pesar de ello, aseguran, la Iglesia católica implementó una serie de normas para mantener en secreto la información sobre el abuso clerical. De acuerdo con estas pautas, las familias no fueron advertidas, los niños quedaron sin supervisión en presencia de sacerdotes pedófilos y fueron abusados.

Jeff Herman, abogado de los demandantes, asegura que sus argumentos han sido confirmados por la abolición del secreto pontificio en casos de abusos. Esto muestra que la confidencialidad vino de la más alta jerarquía de la Iglesia.

La demanda tiene pocas posibilidades de éxito porque Estados Unidos considera a la Santa Sede como un sujeto soberano, sujeto al derecho internacional y no al de la nación norteamericana. La experiencia ha demostrado que demandar a una entidad soberana según el derecho internacional no es muy prometedor, dice Marci Hamilton, profesora de la Universidad de Pensilvania y presidente de Child USA, una organización que hace campaña contra el abuso y la negligencia de los niños.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído