Un cura por cada 100 camas

La popular Díaz Ayuso contrata 73 capellanes para ‘garantizar’ la asistencia religiosa en los hospitales madrileños

Cada uno cobrará unos 1.000 euros al mes

La popular Díaz Ayuso contrata 73 capellanes para 'garantizar' la asistencia religiosa en los hospitales madrileños
El sacramento de la extremaunción. PD

El sacramento de la unción de los enfermos es un acto litúrgico cristiano, en el que un sacerdote signa con óleo sagrado a un fiel por estar enfermo, en peligro de muerte o simplemente por su edad avanzada.

Con esta acción se significa que le es concedida al enfermo o al anciano una gracia especial y eficaz para fortalecerlo y reconfortarlo en su enfermedad, y prepararlo para el encuentro con Dios.

Pues para la extremaunción y mucho más, relacionado con el alma, la Comunidad de Madrid contratará 73 capellanes en los hospitales de la región «para garantizar el derecho a la asistencia religiosa».

A través de un convenio, se busca «reconocer, proteger y posibilitar el ejercicio garantizado constitucional, legal y convencionalmente», del derecho a la asistencia religiosa de los enfermos católicos y sus familiares o allegados en los centros hospitalarios adscritos al Servicio Madrileño de Salud.

Hospitales como La Paz contará con ocho capellanes a tiempo completo y el 12 de Octubre con cinco, al igual que el Gregorio Marañón o el Ramón y Cajal. En total, en los hospitales adscritos al Servicio Madrileño de Salid, trabajarán 73 capellanes, 53 a tiempo completo y 20 a tiempo en parcial.

Extremaunción a un enfermo moribundo.

15.000 euros de sueldo

El reparto de capellanes se hace en función del número de camas, tal y como recoge el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid.

Así, la presidenta Isabel Díaz Ayuso, a través de la Consejería de Sanidad, establece una ratio 1 capellán a tiempo parcial por cada 100 camas; mientras que en aquellos que cuentan con entre 251 y 500 tendrán dos capellanes a tiempo completo y un capellán a tiempo parcial.

Los centros sanitarios con más de 800 camas contarán con la presencia de entre tres y cinco capellanes.

Estos capellanes tendrán un sueldo. Según establece el BOCM, la aportación económica a la Provincia Eclesiástica de Madrid será de 14.967,29 euros anuales para los que trabajen a tiempo completo y 7.574,81 euros al año para aquellos que estén a tiempo parcial.

Además de estas cantidades, hay que señalar que no pagarán IPRF. El importe por el ejercicio de estos dos conceptos en función del número de capellanes será de 793.266,37 y 143.921,39 euros, tal y como aparece en el documento.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído