El nuevo presidente de la CEM: "Seré prudente, pero seré dinámico"

Rogelio Cabrera tiende la mano al nuevo Gobierno de México: «Son tiempos nuevos, tiempos de diálogo»

"El pueblo católico nos exige nuestro posicionamiento frente a los problemas y dificultades del país"

Rogelio Cabrera tiende la mano al nuevo Gobierno de México: "Son tiempos nuevos, tiempos de diálogo"
Rogelio Cabrera, presidente de la CEM

Tenemos mucha tarea que hacer con los enfermos, pero también con los hermanos mayores

(Alejandro Feregrino, Siame).- El nuevo presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, monseñor Rogelio Cabrera López, aseguró que los obispos del país privilegiarán el diálogo con el próximo gobierno que encabezará Andrés Manuel López Obrador, a partir del 1 de diciembre.

No obstante, el Arzobispo de Monterrey, quien este martes fue elegido en Asamblea General, afirmó que la Iglesia también dará su opinión sobre temas importantes cuando sea necesario.

«Aunque son tiempos nuevos, son tiempos de diálogo», dijo en entrevista con Desde la Fe.

«Siempre primero el diálogo, pero también el pueblo espera nuestro punto de vista y tendremos que darlo (…) El pueblo católico nos exige nuestro posicionamiento frente a los problemas y dificultades del país«.

Monseñor Cabrera fue elegido por amplia mayoría. Incluso, 15 de las 18 provincias eclesiales lo habían propuesto como su candidato antes de la votación. Sustituye en el cargo al cardenal Francisco Robles Ortega, arzobispo de Guadalajara, quien estuvo al frente de la CEM los últimos seis años.

Los obispos, aseguró, le manifestaron su respaldo. «Gozo de su empatía y también de la confianza que ellos tienen de que seré prudente, pero seré dinámico«.

¿Cómo recibió su nombramiento? «Con preocupación, porque es un momento importante para el país y para la Iglesia. Donde quiera encontramos dificultades y el cambio cultural ha sido también un cambio de la política, de la economía y de las relaciones sociales».

La principal tarea que le encomendaron fue llevar a la práctica el Proyecto Global de Pastoral 2031+2033, dado a conocer en mayo pasado y que se propone como una forma eficaz de hacer operativas las estructuras e instancias eclesiales.

Ese será su labor primordial como presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, aunque también se ha impuesto tres temas urgentes que la Iglesia debe atender en todo el país: la atención a los pobres y a los migrantes, a los jóvenes y el impulso, así como el fortalecimiento de los procesos de formación permanente de los sacerdotes diocesanos y religiosos.

«Esas son las tres principales preocupaciones que yo quisiera animar y fortalecer».

El nuevo presidente de la CEM aseguró que la Iglesia seguirá defendiendo el valor de la vida desde la concepción hasta la muerte natural.

«Es un tema siempre inacabado, siempre difícil de abordar, pero también que forma parte de nuestro patrimonio humano y espiritual».

«Creo que el Papa nos ha enseñado a mirar todo el recorrido de la vida humana, tenemos que estar preocupados desde que empieza hasta que termina. Tenemos mucha tarea que hacer con los enfermos, pero también con los hermanos mayores», finalizó.

Una larga carrera

Nació en Santa Catarina, Guanajuato, el 24 de enero de 1951.
Fue ordenado sacerdote el 17 de noviembre de 1978.
Fue obispo de Tacámbaro, Tapachula y Tuxtla Gutiérrez.
Es arzobispo de Monterrey desde el 3 de octubre de 2012.
Además del español y de las lenguas clásicas, habla italiano y entiende inglés, francés y alemán.
Es Licenciado en Sagrada Escritura en el Pontificio Instituto Bíblico, en Roma.


Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído