Ángel Rubio pide la inmediata derogación de la ley que permite las bodas gay

El obispo de Segovia arremete contra «la poligamia, el divorcio, el llamado ‘amor libre’ y otras deformaciones de acento hedonista»

Jesús Catalá, prelado de Málaga: "No esperen que el Papa Francisco ordene a mujeres sacerdotes"

El obispo de Segovia arremete contra "la poligamia, el divorcio, el llamado 'amor libre' y otras deformaciones de acento hedonista"
Ángel Rubio, obispo de Segovia

Catalá ha evitado pronunciarse sobre la reforma de la ley del aborto que impulsa el Gobierno, aunque sí ha defendido el derecho a la vida "desde la concepción hasta la muerte natural"

Tras la andanada del obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, negando cualquier posibilidad al sacerdocio de la mujer, otros dos prelados (Segovia y Málaga), han arremetido en sus pastorales contra «la poligamia, el divorcio, el llamado ‘amor libre’ y otras deformaciones de acento hedonista».

Estas son palabras del obispo de Segovia, Angel Rubio, ha lamentado que la dignidad de la institución matrimonial «no brilla en todas partes con el mismo esplendor», puesto que está «oscurecida» por la poligamia, el divorcio, el llamado ‘amor libre’ y «otras deformaciones de acento hedonista». A ello se suma para el prelado la actual situación económica, sociológica y civil, «origen de fuertes tensiones patológicas y de angustia en la conciencia».

A través de su carta pastoral, Rubio ha recordado que el divorcio, que alcanzó casi los 120.000 casos el año pasado en España, fue calificado como «epidemia de nuestro tiempo» por el Concilio Vaticano II y que el Instituto de Política Familiar (IPF) ha confirmado que la ruptura conyugal se ha convertido en el principal problema de la familia y, por ende, de la sociedad española.

Para el obispo, «no es lícito al individuo que cree en la Iglesia dar la espalda al precepto de Cristo y tomar por su cuenta la propia ley». Reconoce no obstante que existen casos «límite e insostenibles» en la pareja que derivan en un nuevo matrimonio –civil– e insta por consiguiente a tratar de prevenirlos en la pastoral diocesana con una mejor preparación y una mayor madurez de los novios para que puedan evitarse de raíz tales situaciones.

Rubio ha hecho hincapié en que la historia de la cultura y la antropología cristiana constatan el hecho de que todos los pueblos de la tierra admiten hoy, como tipo y como ideal, el matrimonio monógamo y que la psicología del amor humano apoya «fuertemente» la misma tesis. «Todo el que ama la verdad excluye siempre de su vida cualquier traición o participación de un tercero en ese amor», ha aseverado.

En su carta semanal, recogida por Europa Press, el prelado ha reiterado por otra parte la necesidad urgente de reformar la legislación sobre el matrimonio. Según ha expresado, no se trata de privar a las personas de sus derechos, ni tampoco de una «invasión legal» del ámbito de las opciones íntimas personales.

Se trata, ha precisado, de restituir a todos los españoles el derecho de ser expresamente reconocidos por la ley como esposo o esposa.

«Se trata de recuperar una definición legal de matrimonio que no ignore la especificidad de una de las instituciones más decisivas para la vida social, de proteger adecuadamente un derecho tan básico de los niños como es el de tener una clara relación de filiación con un padre y una madre, o el de ser educados con seguridad jurídica como posibles futuros esposas o esposos», ha agregado.

En este campo, para Rubio, recae sobre el Gobierno y la Justicia una «grave responsabilidad propia y cierta que no puede ser transferida ni eludida».

Por su parte, el obispo de Málaga, Jesús Catalá, ha manifestado esta mañana que no cree que se vaya a permitir a las mujeres ejercer el sacerdocio en la iglesia católica y ha sentenciado: » No esperen que el Papa Francisco ordene a mujeres como sacerdotes«.

En un desayuno informativo, el prelado ha recurrido a razones evangélicas e históricas para justificar que no se permita el sacerdocio femenino.

Catalá, que ha evitado pronunciarse sobre la reforma de la ley del aborto que impulsa el Gobierno, aunque sí ha defendido el derecho a la vida «desde la concepción hasta la muerte natural», ha criticado asimismo que el PSOE solo pida la revisión del Concordato con el Vaticano cuando está en la oposición y no en el gobierno.

En clave local, el obispo ha vuelto a reivindicar la necesidad de que se concluya la Catedral de Málaga, incluida la segunda torre. En este sentido, ha manifestado que los técnicos del obispado se encuentran elaborando un plan director para concluir las obras del primer templo de la ciudad «dentro de 20, 50 ó 100 años».

Del mismo modo, ha sostenido que la reforma de la ley educativa podría obligar a la Fundación Diocesana de Enseñanza a tener que cerrar algunos de sus centros educativos en Málaga.

(RD/Ep)

 

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído