Los feligreses le acusan de haber puesto la iglesia "patas arriba"

Vecinos de Vilecha logran la destitución de su párroco por «depotismo»

El Obispado de León "lamenta se haya llegado a esta situación de tensión"

Vecinos de Vilecha logran la destitución de su párroco por "depotismo"
Consejo de feligreses del pueblo de Vilecha Diario de León

Todo le molesta, todo le estorba y se ha gastado el dinero de la parroquia en cortar los bancos a la mitad

El Obispado de León acaba de anunciar la renuncia del párroco de Vilecha, Carlos de Francisco. En una nota, la diócesis «lamenta que se haya llegado a esta situación de tensión», cuando «se supone que todos participan de la misma visión cristiana de la vida parroquial».

La renuncia del párroco se conoció momentos antes de la acción de protesta que los vecinos habían convocado contra Carlos de Francisco, al que acusan de continuas muestras de «despotismo», que se llevará a cabo a las doce y media del Domingo de Ramos, cuando se concentrarán a la puerta de la iglesia.

Los vecinos han iniciado también una recogida de firmas contra el cura con el objetivo que se le destituya desde el obispado de León, ante cuya sede tienen previsto concentrarse a finales de abril.

Por medio de un comunicado, los vecinos aseguran que el párroco, que también ejerce en el municipio de Torneros, fue expulsado de Almanza por motivos similares, y denuncian que «ha colmado la paciencia de sus feligreses con actitudes despóticas y muy poco cristianas».

En su escrito, le acusan de poner la iglesia «patas arriba», y recalcan que «todo le molesta, todo le estorba y se ha gastado el dinero de la parroquia en cortar los bancos a la mitad».

«También ha quitado todas las flores, ha cambiado todas las imágenes y no da ni los buenos días», agregan los vecinos.

Igualmente, le reprochan su «nula implicación» en todo lo que atañe a la Iglesia y subrayan que no lleva a cabo ningún tipo de labor pastoral con niños o jóvenes, que tienen que ir a Trobajo del Cerecedo para recibir catequesis.

Por último, afirman que en el año que el sacerdote ejerce como párroco de Vilecha y Torneros ha habido «una caída terrible» de feligreses en las celebraciones eucarísticas.

«No queremos un cura déspota y que expolie los bienes de la parroquia», concluye el comunicado de los vecinos.

 

Comunicado del Obispado de León

SOBRE LAS TENSIONES EN LA PARROQUIA DE VILECHA

 

El Secretariado de Comunicación Social hace público el siguiente comunicado de la Diócesis de León «sobre las tensiones en la Parroquia de Vilecha»:

«Ante la situación creada en la Parroquia de Vilecha, en la que públicamente se han rechazado algunos actos y actitudes de su actual párroco, D. Carlos de Francisco, este Obispado de León quiere hacer saber:

1º) Que lamenta se haya llegado a esta situación de tensión, cuando se supone que todos participan de la misma visión cristiana de la vida parroquial.

2º) Que con fecha de ayer el citado párroco ha presentado la renuncia a su cargo, como administrador de las parroquias de Vilecha, Torneros y Ribaseca, que le ha sido aceptada por el Sr. Obispo. Por ello, ha cesado ya en sus obligaciones pastorales con respecto a las citadas parroquias.

3º) Al quedar vacantes éstas, se está a la búsqueda de una solución para que puedan ser atendidas adecuadamente, teniendo en cuenta las dificultades reales que existen, debido al envejecimiento del clero y a la escasez de vocaciones».

León, 7 de abril de 2017

 

 

(RD/Agencias)

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído