El Vaticano sí identifica transacciones sospechosas pero no las persigue

Auditores europeos critican a la Santa Sede por no llevar a juicio ningún caso de lavado de dinero

Moneyval recuerda que "ninguna causa penal ha provocado orden de confiscación alguna"

Auditores europeos critican a la Santa Sede por no llevar a juicio ningún caso de lavado de dinero

Moneyval recomienda al Vaticano garantizar que "todas las investigaciones pendientes en casos de delitos financieros sean perseguidas activamente"

(C.D./Efe).- Los auditores de Moneyval dan una de cal y otra de arena al Vaticano por sus labores anti-lavado de dinero. En un informe publicado este viernes, el órgano de control del Consejo de Europa contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo reconoce que la Santa Sede ya identifica transacciones sospechosas de forma eficiente, pero que aún le falta tesón como para llevarlas ante los tribunales.

En el tercer informe de Moneyval sobre la Santa Sede, este «gendarme» europeo admite que la Autoridad de Información Financiera (AIF) «trabajó de modo eficiente, como unidad de inteligencia financiera y como supervisor de la entidad financiera».

Además, observa un «desarrollo muy positivo» tras la creación el 22 de octubre de 2016 de una nueva Unidad de Delitos Económico-Financieros dentro del Cuerpo de Gendarmería vaticano.

La gendarmería cuenta ahora con dos agentes formados en técnicas modernas de investigación financiera que trabajan a tiempo completo.

Moneyval también valora que el Vaticano haya establecido un sistema de notificación. Así, la AIF y las autoridades judiciales «han tratado y respondido» a las solicitudes de cooperación internacional, llegando a firmar 24 nuevos memorandos de acuerdo.

Aplaude la adhesión de la Santa Sede a la Convención contra la Corrupción de Naciones Unidas.

En cambio, Moneyval critica que la Santa Sede «aún no haya llevado ante los tribunales ningún caso de blanqueo».

Al respecto, asegura que hay importantes sumas de dinero congeladas, pero «ninguna causa penal ha provocado orden de confiscación alguna».

Por ello, Moneyval recomienda al Vaticano garantizar que «todas las investigaciones pendientes en casos de delitos financieros sean perseguidas activamente».

Y recuerda que la eficacia general del compromiso de la Santa Sede en la lucha contra el blanqueo «depende de los resultados alcanzados por la Fiscalía y los tribunales».

La Santa Sede deberá presentar, antes de diciembre de 2019, una actualización de las recomendaciones de Moneyval puestas en marcha. Entonces, se redactará el cuarto informe de progreso respecto a la primera evaluación, publicada en julio de 2012.

Moneyval evalúa a los 28 Estados del Consejo de Europa que no pertenecen al Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), además de la Santa Sede, Israel, y los territorios británicos de Guernesey, Jersey, Isla de Man y Gibraltar.

Te puede interesar

Autor

José Manuel Vidal

Periodista y teólogo, es conocido por su labor de información sobre la Iglesia Católica. Dirige Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído