Los obispos españoles abogan por "un trabajo decente, más allá de la precariedad"

Francisco: «El trabajo es un elemento fundamental para la dignidad de la persona»

Juan del Río: "La causa obrera no ha desaparecido, sino que ha cambiado de rostro"

Francisco: "El trabajo es un elemento fundamental para la dignidad de la persona"
La Iglesia, por el trabajo decente

Tarea urgente y primordial, entre todos, crear empleo de calidad, digno, estable, enriquecedor, seguro, justamente remunerado, participativo, que supere desigualdades, que concilie la vida familiar y las demás dimensiones de la vida

(Jesús Bastante).- «Celebremos san José Obrero acordándonos siempre de que el trabajo es un elemento fundamental para la dignidad de la persona«. El Papa Francisco ha recordado con un tuit el Día del Trabajo, que hoy se celebra en todo el mundo.

 

 


Con este motivo, algunos obispos españoles han querido apostar, como el obispo de Terrasa, Josep Ángel Saiz Meneses, «por un trabajo que respete la dignidad de la persona humana. Por un trabajo que tenga en cuenta el destino universal de los bienes. Por un trabajo decente, más allá de la precariedad«.

Así, el obispo de Bilbao, Mario Iceta, ha querido recordar a «quienes no pueden encontrar trabajo digno. Ojalá pronto lo encuentren». «No me gusta la expresión mercado laboral. Tarea urgente y primordial, entre todos, crear empleo de calidad, digno, estable, enriquecedor, seguro, justamente remunerado, participativo, que supere desigualdades, que concilie la vida familiar y las demás dimensiones de la vida personal, socializador, generador de humanidad y que alabe a Dios», sostiene.

 

 

 

 

Por su parte, el obispo de Mondoñedo-Ferrol, Luis Ángel de las Heras, cmf, aboga «por un trabajo decente en igualdad de condiciones», mientras que el arzobispo de Compostela, Julián Barrio, insiste en que «nadie duda de que el auténtico camino para la inclusión social es el trabajo dignamente remunerado y el compromiso con la cultura laboral. La doctrina social de la Iglesia ilumina este proceso».

«Hay que seguir preguntándose sobre el sujeto del #trabajo y en las condiciones en las que se vive. La causa #obrera no ha desaparecido, sino que ha cambiado de rostro«, apunta el arzobispo castrense, Juan del Río.

 

 

Autor

Jesús Bastante

Escritor, periodista y maratoniano. Es subdirector de Religión Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído