Los antitaurinos dicen que la libertad de los aficionados acaba cuando se atenta contra la del toro

La Plataforma Prou!, el Partido Animalista-Pacma y AnimaNaturalis respondieron este lunes a las críticas de los aficionados taurinos sobre el fin de las corridas de toros en Cataluña subrayando que la libertad individual de asistir a un coso concluye cuando empieza la del astado que no ha elegido estar en la plaza para participar en un espectáculo taurino.

La Monumental de Barcelona acogió ayer la última corrida de toros en Cataluña, ya que no hay ninguna más programada en esta comunidad autónoma, donde este tipo de festejos estarán prohibidos a partir del próximo 1 de enero.

Esto será posible gracias a las más de 180.000 firmas recogidas por la Plataforma Prou!, que las presentó en el Parlament de Cataluña como Iniciativa Legislativa Popular y que quedó definitivamente aprobada el 28 de julio del año pasado.

En declaraciones a Servimedia, Helena Escoda, miembro de la Plataforma Prou!, señaló que la defensa de la libertad para asistir a las corridas de toros «parte de una situación injusta» porque, según añadió, «la libertad individual siempre se termina cuando se atenta contra la libertad de otro».

Escoda indicó que el movimiento antitaurino sigue «luchando» para que el caso de Cataluña se extienda a otras comunidades autónomas porque las corridas de toros llevan aparejado «el maltrato animal».

Por otro lado, Silvia Barquero, portavoz del Partido Animalista-Pacma, afirmó que «la mayoría de la sociedad» demanda actualmente «cambios legales para proteger a los animales».

Barquero calificó de «hipocresía» e «ironía» que los taurinos enarbolen la bandera de la libertad para asistir a las corridas de toros cuando «todas las leyes autonómicas de protección animal de España tienen un preámbulo donde reconocen a los animales como seres sintientes que necesitan de la protección legal necesaria».

Por último, Aída Gascón, directora en España de AnimaNaturalis, una de las organizaciones de defensa de los animales más activas en Cataluña, destacó que «no hay libertad para asesinar a personas», por lo que tampoco debería haberla para matar a un toro y hacerlo sufrir en un coso.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído