Moyà se despide estrepitosamente del Roland Garros

(PD).- Carlos Moyá se vio sorprendido al caer derrotado ante el joven argentino Eduardo Schwank en cinco sets (7-6, 6-2, 6-7, 4-6 y 6-3) y se convirtió en el primer integrante de la ‘Armada’ en despedirse del torneo.

Moyá, decimosexto cabeza de serie, no pudo pasar de la primera ronda y fue doblegado por Schwank, jugador que venía de la ronda previa, tras un maratoniano partido de más de cuatro horas en el que el mallorquín se quedó a medias en su objetivo de dar la vuelta a los dos sets en contra con los que inició el encuentro.

El campeón del torneo galo en 1998 comenzó muy frío el partido y se vio sorprendido por la fuerza del joven argentino, que se llevó contra todo pronóstico los dos primeros sets.

Sin embargo, la reacción del español se hizo esperar, pero llegó y tras una tercera manga en la que en la que estuvo contra las cuerdas en varias ocasiones, Moyá se impuso en la muerte súbita e inició su intento de remontada.

En el cuarto, Moyá se mostró más cómodo al servicio y un ‘break’ le bastó para igualar el choque y llevar el partido al quinto set, donde Schwank, pese a sufrir calambres y requrir de los masajes de su fisioterapeuta para poder continuar, consiguió romper el saque del balear en el octavo juego, para después consolidarlo en su servicio y llevarse el partido.

Con esta derrota, Moyá se despide de Roland Garros a las primeras de cambio, algo que, excepto en el 2000, nunca le había ocurrido al mallorquín en sus trece participaciones en tierras francesas.

Buen arranque de Almagro y López Jaén

El murciano Nicolás Almagro, decimonoveno favorito, y el ilicitano Miguel Angel López Jaén, 266 en el ranking, han superado hoy la primera ronda de Roland Garros tras ganar el primero al serbio Boris Pashanski, 107 del mundo, por 6-4, 7-5 y 6-1 y el segundo al canadiense Frank Dancevic, por 7-6 (6), 3-6, 7-5 y 7-6 (2). Buen estreno español en esta edición del Roland Garros, del que López Jaén llega desde la fase previa. En total son 17 los representantes nacionales en el cuadro masculino y cinco en el femenino.

La victoria de López Jaén ha sido la primera que este jugador logra en un torneo del Grand Slam. El tenista del club Montemar, acompañado esta semana por los técnicos Israel Sevilla y Manolo Sandoval, se dará el lujo con este triunfo de ser el próximo adversario del serbio Novak Djokovic, tercer favorito, campeón esta temporada del Abierto de Australia, Indian Wells y Roma, pero que hoy estuvo contra las cuerdas ante el alemán Denis Gremelmayr.

El germano, 63 del mundo, ya planteó muchos problemas al propio Roger Federer en el torneo de Estoril, y hoy resistió hasta el cuarto set, para perder finalmente contra el ídolo de Serbia por 4-6, 6-3, 7-5 y 6-2. Almagro se medirá ahora contra el argentino Sebastian Decoud, repescado de la fase previa, por 3-6, 6-4, 6-3, 6-7 (8) y 6-1.

El adiós de ‘Guga’

El brasileño Gustavo Kuerten ha puesto el punto y final a su carrera en la pista central de Roland Garros, la misma que le encumbró como uno de los mejores tenistas del mundo, arropado por un público que le considera como uno de los suyos y a quien regaló gotas de su genio.

No pudo con el francés Paul-Henri Mathieu, cinco años más joven que él, que tuvo bastante con apoyarse en su físico para vencer en tres sets, 6-3, 6-4, 6-2.

Lo de menos era el resultado, porque Guga, invitado por los organizadores, pudo pone un broche de oro a su carrera en la Philippe Chatrier, reencontrar al público que le adora y decir adiós desde el altar de su gloria.

«Estoy contento de haber ganado aquí tres veces, pero el amor de todos vosotros es más importante que todo eso», ha afirmado en un epílogo a un partido, a una carrera y a una historia de amor. No importaba tampoco que la prensa francesa amaneciera con críticas al brasileño, al que reprochaban haber ocupado el puesto de un joven en el reparto de invitaciones para engrandecer su ego. El público le perdonó todo eso y tiró de su memoria, del recuerdo de un hombre que enamoró en la pista y se metió en el bolsillo a la afición que admiraba boquiabierta su genio.

El ganador de 1997, 2000 y 2001 se divirtió, y su sonrisa, amplia y cristalina, regresó al lugar en el que fue más grande. El público estaba dividido entre el mito y la patria, entre la gloria de Guga, el hombre que conquistó sus corazones, y un compatriota, Mathieu, al que ambicionan ver pelear por el torneo 25 años después de que Yannick Noah les diera su última alegría. Más allá de nacionalismos, cada golpe de genio del brasileño arrancó una ovación de la grada tan cerrada como la admiración que guardan por Guga.

Lástima que le falló el ritmo, porque conserva todo su tenis, golpes de genio que emocionaron y refrescaron la memoria de un público que no ha olvidado a uno de sus ídolos más recientes. Acabó el partido con fiesta, con la ola en la grada, con Kuerten haciendo gestos al público, bromeado con Mathieu y mostrando que la grandeza no está sólo en la victoria, sino en el corazón.

Nalbandián pasa con facilidad

David Nalbandián logró hoy el pase a segunda ronda del cuadro masculino de Roland Garros tras derrotar a su compatriota Carlos Berlocq por 6-2, 6-4, 6-1 en hora y 53 minutos de partido. El cordobés, sexto cabeza de serie, tuvo pocos problemas para deshacerse de un rival que acudía por tercer año consecutivo al Grand Slam de tierra batida, donde el año pasado superó una ronda.

Tras superar con claridad a su rival en las dos primeras mangas, Nalbandián, que no pareció resentirse de sus problemas físicos, cerró el encuentro en un fácil tercer set que acabó con un contundente 6-1 antes de que los dos tenistas se fundieran en un abrazo. Su próximo rival será el francés Jéremy Chardy, invitado por los organizadores, que se deshizo del portugués Federico Gil por 6-3, 6-2, 7-6(1).

Djokovic sufre para ganar a Gremelmayr

El serbio Novak Djokovic se impuso por 4-6, 6-3, 7-5 y 6-2 al alemán Denis Gremelmayr en un partido en el que sufrió más de lo esperado, pues tuvo que remontar un set en contra para acceder a la segunda ronda, donde se medirá al español Miguel Ángel López Jaen, que se deshizo hoy del canadiense Frank Dancevic.

Djokovic tardó demasiado en entrar al partido y cuando lo hizo se encontró ya con una manga en el casillero de un jugador alemán que vendió cara su derrota. Y es que el jugador serbio tuvo que emplear un total de dos horas y media para colarse en la segunda ronda del torneo que se disputa sobre la arcilla gala.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído