Los gallegos son incapaces de superar al Cartagena en la media hora que quedaba por jugarse tras suspenderse el partido por agresión a un asistente

El Celta de Vigo ya no depende de sí mismo para ascender

Los murcianos siguen soñando con la permanencia

El Celta de Vigo ya no depende de sí mismo para ascender
El jugador del Celta de Vigo, De Lucas. EFE

El Celta de Vigo ya no depende de sí mismo para conseguir el ascenso directo a Primera División al no pasar del empate ante el Cartagena (1-1) en el partido que concluyó esta noche después de ser suspendido por la agresión a un asistente arbitral el pasado 7 de abril.

La media hora de partido que falta por jugarse fue disputada de poder a poder por parte de ambos conjuntos y con una ocasión clara para cada uno.

Primero fue el blanquinegro Braulio quien remató desde fuera del área la poste izquierdo de la portería visitante después de recibir un pase de Collantes. El portero Sergio Álvarez tocó ligeramente el balón y eso impidió el tanto local.

A continuación, el meta Reina respondió a un lanzamiento de Bellvís.

Así pues, el choque concluyó con el resultado que reflejaba el marcador cuando fue suspendido y a los goles logrados por el celtiña Mario Bermejo y el cartagenerista Toni Moral no se sumó ningún otro, lo que hace que el cuadro gallego sea tercero a dos puntos del Valladolid y ya a siete del Deportivo de La Coruña y que el conjunto cartagenero, penúltimo clasificado, se encuentre a nueve puntos de la zona de permanencia.

FICHA DEL PARTIDO

1. Fútbol Club Cartagena: Reina; Manolo Gaspar, Goni, Josemi, Chus Herrero; Mariano Sánchez, Héctor Font, Collantes, Lafuente; Toni Moral y Braulio.

1. Real Club Celta de Vigo: Sergio Álvarez; Hugo Mallo, Catalá, Túñez, Bellvís; Borja Oubiña, Insa, De Lucas, Cristian Bustos; Joan Tomás y Toni (Roberto Lago, minuto 89).

Goles: 0-1, m.2: Bermejo. 1-1, m.50: T. Moral

Árbitro: Alfonso Pino Zamorano, del comité castellano manchego. Mostró la tarjeta amarilla a los visitantes Borja Oubiña y De Lucas y expulsó al preparador físico del Cartagena, Antonio Gómez, por retener el balón en la banda.

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésimo tercera jornada de la Liga de Segunda División que se reanudó a partir del minuto 14 de la segunda parte en el estadio Cartagonova, a puerta cerrada, después de que fuese suspendido el 7 de abril por la agresión sufrida por el asistente arbitral César David Escribano Pérez. En el exterior del estadio varios centenares de seguidores locales vieron el partido a través de una pantalla gigante de televisión.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído