Luis Suárez, del ostracismo al estrellato en solo un verano

El delantero del FC Barcelona Luis Suárez ha pasado, en apenas un solo verano, del más absoluto ostracismo -tras confirmarse su traspaso desde el Liverpool hacia Can Barça- a convertirse en uno de los iconos de referencia del conjunto azulgrana en su gira veraniega por Estados Unidos y Florencia previa al partido de la Supercopa de Europa contra el Sevilla (11 de agosto), el primer título en juego de la temporada y la opción de lograr el cuarto del año.

Mientras los argentinos Leo Messi y Javier Mascherano y los brasileños Dani Alves y Neymar preparan, entre otros, la puesta a punto en la Ciudad Deportiva para el arranque de la temporada tras jugar la Copa América, es otro sudamericano, Luis Suárez, el que ha acaparado los flashes y la atención en los partidos que el Barça ha disputado en California y en el estado de Maryland.

Con dos goles en los tres amistosos jugados contra Los Angeles Galaxy, Manchester United y Chelsea, es uno de los hombres más destacados del verano en la plantilla del técnico Luis Enrique. Tras ser parte importante en la conquista del ‘triplete’ (Liga, Copa del Rey y Liga de Campeones) en un año tremendamente complicado en el aspecto personal, ‘Lucho’ afronta este curso con la ilusión que había perdido el año pasado.

La sanción interpuesta (ocho partidos sin jugar con su selección y cuatro meses «sin tomar parte en actividad alguna relacionada con el fútbol») en agosto de 2014 por parte de la FIFA a consecuencia del mordisco al italiano Giorgio Chiellini durante el Mundial de Brasil privó al uruguayo de una bienvenida acorde al precio que se pagó por él.

Se quedó sin presentación oficial ante su nuevo público, quedó excluido de los amistosos del primer equipo y se preparó con pachangas extraoficiales con la cantera en la Ciudad Deportiva para no perder ni el ritmo ni la forma durante su inactividad. El 25 de octubre de 2014 Luis Enrique rompió su confinamiento dándole la titularidad en el ‘clásico’ contra el Real Madrid en el Santiago Bernabéu.

Así las cosas, ‘el pistolero de Salto’ ha pasado del más absoluto ostracismo en su primer año en España a ser considerado una de las imágenes y la estrella del verano del Barça en los 343 días que separan la sanción de la Comisión Disciplinaria de la FIFA al inicio de la pretemporada del presente periodo estival.

«Lo más importante es aclimatarse de nuevo a los entrenamientos después de muchos días parados. Pero las sensaciones están siendo buenas. La forma de jugar del equipo sigue siendo la misma», valoraba el uruguayo sobre el inicio de la primera pretemporada completa que puede realizar en los últimos seis años.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído