Ha ido acumulando tanta basura debajo de la alfombra que al final ha tenido que saltar por la ventana.

Dimite Bartomeu como presidente del Barça

Bajo su mandato, el Barça ha ganado tres ligas, cuatro Copas, dos Supercopas de España, una Champions, una Supercopa de Europa y un Mundialito

Dimite Bartomeu como presidente del Barça
Josep María Bartomeu.

Josep Maria Bartomeu dimite. El presidente del FC Barcelona deja el cargo este 26 de octubre de 2020 y no se someterá al voto de la moción de censura que amenazaba con desalojarle de su posición en los próximos días.

A pesar de la resistencia de este lunes, cuando dijo que no se le había pasado por la cabeza dimitir, este martes la presión ha podido con el dirigente, que deja el sillón presidencial del Camp Nou.

El burofax y la guerra abierta con Messi, los malos resultados deportivos (el curso pasado se cerró en blanco) y la situación económica del club dejaron a Bartomeu en el alambre, pero ha sido finalmente la moción de censura, con más de 16.000 firmas, la que ha precipitado la dimisión del empresario. El dirigente ha querido resistir, pero tenía demasiados frentes abiertos y esta tarde ha puesto punto y final a su etapa como presidente culé.

El Real Madrid atropelló a los blaugranas en el Camp Nou (1-3) y el resultado deportivo podría representar el empujón final a una terrible gestión.

Bartomeu, que ya fue directivo con Joan Laporta, accedió a la presidencia en enero de 2014, tras la renuncia de Sandro Roselll debido a la situación judicial del club. Fue presidente en funciones hasta hasta que en julio de 2015, tras lograr un triplete, fue ratificado por los socios.

Bajo su mandato, el Barça ha ganado tres ligas, cuatro Copas, dos Supercopas de España, una Champions, una Supercopa de Europa y un Mundialito.

El 18 de agosto, hace dos meses y nueve días, en una entrevista en Barça TV Josep Maria Bartomeu aseguraba que lo que les pasaba al Barça era “una crisis deportiva y no institucional” y hace tan sólo 24 horas afirmaba en rueda de prensa que “no hay motivos para dimitir”.

Todo un ejemplo de un estilo de gestión caracterizado por la improvisación a todos los niveles que ha acabado siendo derrocado por esa manera de actuar basada en archivar los problemas en un cajón a la espera de que se resolvieran solos. Aseguró en su parlamento de despedida Bartomeu que se iba por responsabilidad pero el irresponsable durante mucho tiempo fue él.

Ha ido acumulando tanta basura debajo de la alfombra que al final ha tenido que saltar por la ventana.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído