Doohan, sobre la muerte de Simoncelli: «Fue triste para el deporte del motor, pero la vida es terminal»

El piloto australiano cinco veces campeón del mundo, Mick Doohan, ha considerado que la muerte del italiano Marco Simoncelli supuso un «fin de semana triste para el deporte del motor», pero que no entiende los comentarios que tachan al motociclismo de peligroso, ya que «la vida es terminal».

«Siempre va a haber controversia. En el fútbol y el rugby la gente también muere. ¿Qué vamos a hacer, prohibir todos los deportes? La vida es terminal. Afortunadamente no sucede a menudo», comentó el australiano.

Ante un hecho tan trágico, Doohan cree que el resto de pilotos podrían «sentarse en el salón y bajar la cabeza». «Pero esa no es nuestra naturaleza. Fue un fin de semana triste para el mundo del motor, pero todo lo que podemos hacer es aprender e intentar que no se repita», continuó Mick.

Sobre la que fue su escudería, Honda, con la que Doohan ganó varios títulos mundiales, el australiano la considera como «la más estable». Su compatriota Casey Stoner, que actualmente también ‘monta’ una Honda, después de que lograse el título de MotoGP en el 2007 con la Ducati, el heptacampeón considera que «entiende la moto».

«Sobre el papel ya es uno de los mejores que hay. Si Stoner se consolida este año (sobre la próxima temporada) en el campeonato con otro título, le servirá para ser más y más grande», concluyó Doohan.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído