Desde el Atlántico

Carlos Ruiz

El olvido musical de la Navidad en Galicia

En la Navidad recuperamos la esperanza en nuestro destino. A esta fiesta, muy arraigada en toda la Cristiandad, y particularmente en España, el arte le ha dedicado algunas de sus mejores obras, y así sucede en la música. Sin embargo, en Galicia, parece que los poderes públicos se han olvidado de la música en Navidad.

En Galicia se mantienen dos orquestas de un nivel reconocido: la Orquesta Sinfónica de Galicia (OSG) con sede en La Coruña y la Real Filharmonía de Galicia (RFG) con sede en Santiago. En la programación de la OSG no hay ningún concierto específico navideño. Tampoco en la RFG, aunque programó música religiosa, no navideña, el día 23 de diciembre, con la excelente interpretación de la monumental Misa nº 3 del gran Bruckner.
A lo anterior, hay que añadir lo que ha ocurrido con la representación del llamado «Ordo Prophetarum» que era un drama litúrgico en el que se recuperaba el «canto de la Sibila». La Sibila de Cumas era una profetisa de antes de Cristo, que escribió unos libros con profecías y que ofreció a un rey romano. Al rechazar éste la oferta, la Sibila fue destruyendo, primero tres, y luego seis, de los libros, hasta que el rey aceptó pagar para al menos tener los tres restantes. San Agustín, el gran filósofo obispo de Hipona (lo que hoy es la ciudad argelina de Annaba) en su tratado La ciudad de Dios recogió los versos de la Sibila que profetizaban la venida de Cristo. En la Edad Media, el canto de esos versos, justo antes de la Navidad o en la misa del Gallo, arraigó en España como no lo hizo en ningún otro lugar de la Cristiandad. Jordi Savall ha recreado ese canto con espléndidas grabaciones de las Sibilas de Cataluña, Baleares, Valencia, Castilla y Galicia.
Este «canto de la Sibila», declarado el 10 de noviembre de 2010 «Patrimonio inmaterial de la Humanidad», es al que la Xunta acaba de quitar la subvención que disfrutaba. La misma Xunta que se ha gastado muchísimo más dinero en traer en su programa Xacobeo Classics a carísimos músicos, alguno de los cuales era más un acróbata técnico que un auténtico músico.
La Constitución, en su artículo 16.3 dice que «los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española«. Es un hecho notorio que entre los españoles que tienen creencias religiosas la inmensa mayoría las tiene católicas. Resulta por ello muy claro que en Galicia los poderes públicos no tienen en cuenta esas creencias, ni incluso cuando se han convertido en cultura musical. La Navidad es mucho más que luces en las calles. Es también música.

NOTA:
Este artículo se ha publicado en el diario ABC, edición de Galicia, el domingo 26 de diciembre de 2010.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Carlos Ruiz Miguel

Catedrático de Derecho Constitucional Director del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental Universidad de Santiago de Compostela

Recibe nuestras noticias en tu correo

Carlos Ruiz Miguel

Catedrático de Derecho Constitucional
Director del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental
Universidad de Santiago de Compostela

Lo más leído