Desde el Atlántico

Carlos Ruiz

¿Profana Juan Carlos I la historia de España en el aniversario de las Navas de Tolosa?

¿Quien eligió la fecha del viaje de Juan Carlos I a Marruecos? ¿Por qué se eligió esa fecha que todo el mundo reconoce que ha sido inusual? Los corifeos del régimen español no cesan de alabar la «deferencia» supuestamente mostrada a España por invitar por primera vez a un jefe de Estado no musulmán (que sepamos) a Marruecos durante el mes del Ramadán. La realidad, sin embargo, puede ser muy, muy distinta. Hay fundamento para pensar que la fecha ha sido elegida para humillar a España en el aniversario de la fecha de la mayor y más importante victoria española sobre los musulmanes norteafricanos.

I. EXPLICACIONES INCREÍBLES PARA UNA VISITA EN UNA FECHA INUSUAL
Por mucho que se empeñen los propagandistas de los regímenes español y marroquí, la visita de Juan Carlos I a Marruecos es inexplicable y se produce en fechas inusuales.

– Es inexplicable que el rey de España haya viajado a Marruecos a pesar de estar en un estado físico bastante lamentable, incapaz de sostenerse sin muletas;

– es un insulto a la inteligencia decir que este viaje es para «relanzar» la economía cuando lo cierto es que Marruecos es un país que tiene una situación económica que dista de ser sana:
*su déficit público se dispara y es casi tan alto como el de España
*el FMI en junio amenazó con cortar la financiación a Marruecos alarmado por el aumento del déficit y muy probablemente también por el falseamiento de los datos oficiales que ofrece la monarquía alauita
*los países del Golfo han tenido que hacer un importantísimo préstamo a Marruecos para que este país pueda hacer frente a sus pagos.
¿Realmente alguien cree que este país va a ayudar a España a salir de la crisis?
Lo racional hubiera sido que este viaje, de tener de verdad un objetivo económico, se hubiera hecho a Argelia, país que tiene un altísimo superávit y elevadísimas reservas de dólares.

– Sólo los ignorantes pueden creerse que la inusual invitación a visitar en el mes del Ramadán a un jefe de Estado (presuntamente) no musulmán puede deberse a una «deferencia» por las «buenas relaciones» entre ambos reyes. Más allá de la propaganda, el hecho REAL, valga la palabra, es que entre Juan Carlos I y Mohamed VI, no hay buena relación.

– Y no hablemos del circo montado llevando a nueve ex-ministros de asuntos exteriores a «darse un garbeo» por Marruecos. Algo tan absurdo como innecesario. Esperemos que esta «excursión» no se haya pagado con dinero español.

II. POSIBLE EXPLICACIÓN PARA UN VIAJE QUE NUNCA DEBIÓ HACERSE
El día 16 de julio de 1212, España venció a las tropas musulmanas en la que muy probablemente haya sido la batalla más importante de toda la Edad Media, no ya en España, sino en toda Europa: la de las Navas de Tolosa.
El año pasado se cumpliero 800 años del acontecimiento. En este blog me hice eco de ello en la fecha del aniversario.
Aquella fue una batalla en la que estuvieron implicados todos los pueblos hispánicos, unidos en una causa nacional común aunque formasen parte de reinos diferentes. Una prueba más de que la Nación Española existía aunque no existiese en aquel momento un Estado Español.

El día 16 de julio de 2013, Juan Carlos I (verdadero sucesor de los monarcas que protagonizaron la victoria de las Navas de Tolosa) ha rendido homenaje a Mohamed V y a su supuesto hijo Hassán II, quienes sin serlo verdaderamente, manipularon la historia para aparecer como sucesores de los almohades. Según Europa Press el sucesor de los vencedores en las Navas de Tolosa «ha rezado» ante la tumba de Mohamed V «y después ha depositado una corona con la bandera de España. El homenaje ha finalizado con un mensaje del Rey Juan Carlos en el libro de honor del Mausoleo».
Por cierto, ¿POR QUÉ EUROPA PRESS SILENCIA QUE JUAN CARLOS I TAMBIÉN HOMENAJEÓ A HASSÁN II? (hay que leer la prensa marroquí para enterarse de ello… NINGUNO DE LOS CORRESPONSALES españoles presentes dio este dato)

¿Es casual?

Cualquiera que tenga un mínimo conocimiento de las relaciones internacionales sabe que en la elección de las fechas de los viajes las respectivas partes realizan rigurosos escrutinios para impedir o conseguir que las mismas puedan ser utilizadas para motivos espúreos.

Es difícil de creer que en Marruecos esta fecha no se ha elegido inocentemente sino con plena consciencia de la carga simbólica que representa.
¿Ha sido así en España? Sólo hay dos respuestas, y ambas muy descorazonadoras.
O en España sí se sabía el simbolismo de la fecha y aun así se accedió a ella…. o no se sabía. El segundo caso revelaría ignorancia. El primero, traición.

ARTÍCULOS DE ESTA SERIE
«Caso Galván»: ¿ha jugado la CIA un papel? (6-VIII-2013)
Indultos de Mohamed VI: pederastia, espionaje, narcotráfico, hipocresía, mentiras y deslealtad (3-VIII-2013)
Mohamed VI se burla de Juan Carlos I: sigue el fracaso del viaje real (1-VIII-2013)
Juan Carlos I a Mohamed VI: liberad a Barrabás (31-VII-2013)
«Declaración conjunta» hispano-marroquí: García-Margallo miente (de nuevo) sobre el Sahara Occidental (23-VII-2013)
Viaje del Rey a Marruecos: fracaso político y violación constitucional (19-VII-2013)
¿Profana Juan Carlos I la historia de España en el aniversario de las Navas de Tolosa? (17-VII-2013)

Autor

Carlos Ruiz Miguel

Catedrático de Derecho Constitucional Director del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental Universidad de Santiago de Compostela

Recibe nuestras noticias en tu correo

Carlos Ruiz Miguel

Catedrático de Derecho Constitucional
Director del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental
Universidad de Santiago de Compostela

Lo más leído