Desde el Atlántico

Carlos Ruiz

Por qué Escocia y Cataluña son casos opuestos

Ante la proximidad del referéndum sobre la independencia de Escocia, y ante la eventualidad de que triunfe el «sí» a la independencia, conviene recordar algunos hechos históricos básicos, algunos datos económicos elementales, alguna noción jurídica constitucional y alguna consideración sobre el nacionalismo y alguna reflexión sobre Europa. Tomando en cuenta los HECHOS, espero que quede claro que, no es que todo parecido entre Cataluña y Escocia es pura coincidencia, es que se trata de casos opuestos. @Desdelatlantico

I. ALGUNOS HECHOS HISTÓRICOS
1º. Escocia, poblada por celtas, nunca fue conquistada por Roma. Inglaterra, sí. Es más, los romanos construyeron la famosa «muralla de Adriano» que, ya hace dos mil años, constituía la frontera entre Escocia y «Britannia».
Cataluña, que no existía en época romana, fue parte de la provincia «Tarraconense» que era parte de HISPANIA romana.

2º. Escocia fue durante siglos un REINO INDEPENDIENTE.
Como tal Reino independiente firmó un TRATADO INTERNACIONAL con Inglaterra sellando su unión y formando el «Reino Unido», el El Acta de Unión de 1707.
Antes de existir, lo que ahora es Cataluña, formó parte del Reino de Hispania, entidad política unida e independiente. Cataluña NUNCA FUE UN REINO. Lo que ahora es Cataluña fue en la Alta Edad Media la «Marca HISPÁNICA» (nótese que se llamó al territorio «Marca HISPANICA» no «Marca catalana») y formó parte de la Corona de Aragón, primero y de la Corona de España después. Nunca hubo un «tratado internacional» de unión de Cataluña con el resto de España.

3º. Escocia, antes del siglo XVII, nunca había estado unida a Inglaterra.
Lo que hoy es Cataluña, siete u ocho siglos antes de que incluso existiera el nombre «Cataluña» ya formaba parte de Hispania, que ya existía como unidad política independiente desde el 589.

Sobre estas cuestiones históricas recomiendo el artículo de Fernández Barbadillo «Cataluña no es Escocia»

II. ALGUNOS DATOS ECONÓMICOS ELEMENTALES
1º. Escocia tiene petróleo.
Cataluña no.

2º. El mercado de los productos escoceses está, en su inmensa mayoría, fuera del Reino Unido.
El mercado de los productos catalanes está, en su inmensa mayoría, dentro de España.

III. ALGUNA NOCIÓN JURÍDICO-CONSTITUCIONAL
– El Reino Unido no tiene Constitución. Todo se puede aprobar mediante una ley del Parlamento que sólo requiere mayoría simple.
España sí tiene una Constitución. Las leyes deben ser conformes con la Constitución que requiere de mayorías cualificadas para su reforma.

IV. ALGUNA CONSIDERACIÓN SOBRE EL NACIONALISMO
– Aunque en Escocia existe una lengua autóctona de tipo céltico, el gaélico escocés, la mayoría ha asumido el inglés. El nacionalismo escocés NO ES UN NACIONALISMO LINGÜÍSTICO y a nadie en Escocia se le pasa por la cabeza, ni por un momento, que la enseñanza no sea en inglés.
– En Cataluña, donde existe una lengua vernácula de tipo románico, igual que el español, el nacionalismo catalán es fundamentalmente un NACIONALISMO LINGÜÍSTICO y tiene como uno de sus objetivos primordiales impedir que la enseñanza se haga en español.

V. ALGUNA REFLEXIÓN SOBRE EUROPA
Escocia es un país que pretende estar unido a Europa. Sin embargo, Inglaterra nunca se ha querido integrar plenamente en la Unión Europea buscando un régimen distinto al de la UE en numerosos aspectos. Dado que el Primer Ministro inglés David Cameron, se ha comprometido a celebrar, antes de 2017, un referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea, bien pudiera suceder que al mismo tiempo que el Reino Unido pide salir de la UE, Escocia quiera entrar. Esto significa que en caso de independencia, Escocia pudiera terminar siendo miembro de la UE, mientras el Reino Unido queda fuera.
Cataluña aspira a seguir en la Unión Europea en caso de separación de España, pero… ocurre que España no tiene ningún deseo de salirse de la UE. Lo que significa que una hipótetica Cataluña separada tendría que solicitar el ingreso siendo España miembro, con derecho de veto, de la UE. Esto significa que en caso de separación, Cataluña quedaría fuera de la UE, mientras el resto de España sigue en la UE.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

El incendio de Vigo, metáfora de España (16-X-2017)

¿Por qué ni el Gobierno ni la Fiscalía acusan de sedición a la mayoría separatista del parlamento regional catalán? (9-IX-2017)

Elecciones regionales del 27-S: el miedo se apodera de los separatistas catalanistas (28-IX-2015)

La unidad de España: verdad y bien común como principio espiritual (23-IX-2015)

El mentiroso título de la sedicente «ley de consultas no refrendarias» (29-IX-2014)

Separatismo catalán: El triunfo de la voluntad o el preludio de una tragedia (25-IX-2014)

11 de septiembre de 1714: la mentira original del separatismo catalán (11-IX-2014)

Por qué Escocia y Cataluña son casos opuestos (8-IX-2014)

La declaración de «soberanía» de Cataluña ha sido bien anulada por el TC (26-III-2014)

Barcelona-1714: Cataluña es España (10-IX-2013)

La sedicente «declaración de soberanía» de Cataluña debe ser recurrida (29-I-2013)

Nuevo ridículo de Artur Mas: ignora que Croacia será el Estado 28 de la UE (20-XII-2012)

Los independentistas reconocen la inconstitucionalidad del nuevo Estatuto catalán (25-VIII-2009)

El ministro de Justicia presiona al Tribunal Constitucional (29-IV-2009)

Estatuto catalán: siguen las maniobras para impedir su anulación (14-IV-2009)

Autor

Carlos Ruiz Miguel

Catedrático de Derecho Constitucional Director del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental Universidad de Santiago de Compostela

Recibe nuestras noticias en tu correo

Carlos Ruiz Miguel

Catedrático de Derecho Constitucional
Director del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental
Universidad de Santiago de Compostela

Lo más leído