Montoro: «Para ZP, que se vaya Bush será un drama porque no tendrá a quién culpar de la crisis»

Christian Rubio (PD).- A Cristóbal Montoro se le acumula el trabajo. El responsable del área económica del Partido Popular se ha convertido en pieza clave de la oposición al Gobierno ZP. Para empezar, Montoro asegura que «en modo alguno» esto significa el principio del fin del capitalismo. En repetidas ocasiones suelta un alarmante: «Estamos en una situación crítica». Para el dirigente popular, la coyuntura internacional es importante, «pero si el Gobierno si hubiera preparado, no estaríamos donde estamos».

– ¿Significa la crisis mundial que estamos viendo el principio del fin del sistema capitalista?

No, en modo alguno. Esto es una crisis muy severa, una crisis que también se produce fruto de lo que ha sido la globalización de la economía y de los mercados financieros, pero, en definitiva, estamos en un proceso que es de integración de las economías nacionales de los diferentes países y en un proceso enormemente positivo como es el desarrollo del libre cambio. Evidentemente, estamos pagando las consecuencias de un exceso de los mercados de capitales. En definitiva, no estamos hablando de poner en cuestión al sistema de mercado, al sistema capitalista. Todo lo contrario, se trata de que la libertad económica siga siendo el único eje vertebrador de las posibilidades de desarrollo y de bienestar para el conjunto de la humanidad.

Lo que hay que hacer es preparar a nuestros países para estas crisis. Son crisis que se pueden evitar en buena medida si existen buenas políticas económicas que palien sus peores consecuencias, pero no pone en cuestión el sistema de mercado de economía libre, ni muchísimo menos.

– Dice Zapatero que la culpa de todo la tiene Bush y los Estados Unidos…

Yo no sé qué va a pasar cuando desaparezca. Para el señor Zapatero va a ser un drama personal tremendo, porque tendrá que buscar otro responsable, tendrá que buscar otro nombre, en definitiva, tendrá que seguir tratando de exculparse de sus propias carencias, que son muchas. Esto es lo que hacen los países con líderes muy poco modernos. En eso se parecen, en echar balones fuera en lugar de mirar lo que hay que hacer en casa, que hay que hacer muchísimo. Si hubiésemos seguido trabajando estariámos preparados y esta crisis no tendría la envergadura que está teniendo.

– ¿No cree usted que el PP corre el riesgo de dejar de lado las otras materias por centrarse en la economía? Sin ir más lejos, poco se les ha oído decir sobre la sentencia del Supremo de ANV.

Estamos en un momento muy crítico en España, en el sentido de que estamos perdiendo bienestar, hay 600.000 personas más en el paro en el último año, que es una cifra impresionante. Y se puede generar otro millón. Estamos ante un problema de una envergadura social impresionante. Y el PP tiene que poner esta situación en el frontispicio de su acción política, sin olvidar todas las otras cuestiones. Pero es que estamos en una situación crítica, y por lo tanto es lógico que la primera fuerza política en España en la oposición dedique su foco central a tratar esta cuestión. Eso, no obstante, no es óbice para olvidar las otras grandes cuestiones que tiene planteada España.

– Además, parece demostrado que la gente no vota sólo por economía. En Andalucía los datos no son los mejores y los datos de paro suelen salir siempre por delante de otras comunidades, y ahí sigue el PSOE gobernando.

Andalucía también, cuando España dio un paso adelante en el crecimiento económico de nuestro país, Andalucía también lo ha dado. Ahora que hay un Gobierno socialista en España y un Gobierno socialista en Andalucía se va a mostrar que el crecimiento económico en Andalucía y el aumento del empleo en Andalucía se ha hecho con independencia de que estuviera el señor Chaves ahí. La Andalucía imparable, que bombardeaba el eslogan de la Junta, se está convirtiendo poco a poco en la Andalucía del paro. Vuelve a lo que es la esencia de los gobierno socialistas.

– Sabemos su opinión sobre el Gobierno, pero nos interesa mucho saber qué piensa usted sobre la actitud de los sindicatos en esta crisis…

Eso lo tienen que dilucidar ellos. Están ahora, junto a la patronal, en un diálogo social que espero que se encauce hacia la superación de la crisis. No retóricamente, sino con medidas realmente efectivas, como nosotros estamos proponiendo desde el PP. Un ejemplo es la reforma del mercado de trabajo. Hay que facilitar la contratación, porque es la forma de compensar el incremento de paro. Esa es la responsabilidad de los sindicatos con el conjunto de la sociedad, y lo que hay que esperar de ellos es que la ejerzan.

– ¿Y de la patronal? En especial me gustaría saber lo que piensa de la opinión presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, sobre la necesidad de hacer un paréntesis en el libre mercado.

Esto lo considero una frase fuera de lugar, sencillamente. No expresa su pensamiento completo, ni el de la CEOE ni el de las empresas. Esto del paréntesis en el libre mercado no es de lo más brillante intelectualmente que se ha escuchado en España. Todo el mundo tiene momentos y momentos, no hay que darle mayor valor a esto. Francamente no estuvo muy afortunado en esa expresión. La economía de mercado tiene mecanismos que prevén también la forma de compensar una crisis financiera, pero eso no es quebrar la economía de mercado. Por tanto, uno podrá estar de acuerdo con más o menos intervencionismo, pero eso no es ningún paréntesis.

– Respecto a UPN y la negociación de los Presupuestos, ¿hay riesgo de que se rompa el pacto con el partido regionalista?

UPN es un pacto que lo que hace es que no exista el PP en Navarra. Hay quien lo interpreta de otra manera. Es un partido con organización propia, pero el pacto consiste en lo que he descrito. En ese sentido ha sido una fórmula muy buena, muy efectiva, que ha tenido la responsabilidad de gobernar Navarra y lo ha hecho muy bien. Ahí está con niveles de renta, prosperidad y empleo realmente ejemplares para el conjunto de España. En definitiva, un ejemplo de convivencia. Y no es momento de cuestionarse las cosas que han funcionado bien, sino de centrarse en luchar contra lo que funciona mal. Hay que ser eficaz en la lucha contra la crisis económica, que insisto es la gran prioridad de todos en este momento.

– Por cierto, ¿le está echando una mano el señor Pizarro en su trabajo?

Somos un equipo. Un equipo visible, y el señor Pizarro es portavoz del grupo parlamentario en el área constitucional, importantísima. Estamos hablando de la vertebración de España. Estamos en un momento decisivo, ocupando un área de responsabilidad grande, y somos un equipo bastante amplio que está actuando en el partido y en el Congreso. Y todos participamos. El trabajo no ha hecho más que empezar, hemos tenido por así decirlo que salir al paso, respondiendo con inmediatez en el comienzo de legislatura.

– ¿Cuál es su previsión. Estamos tocando fondo o todavía queda lo peor?

Que hemos llegado al fondo está claro que no. Esto no lo digo yo ni el PP, lo dicen todos los expertos. Pero la profundidad y la duración de la crisis no la sabe nadie. El pronóstico de salida ya lo están desplazando hasta el 2011, pero lo peor no es lo que dure, sino las consecuencias, lo que va a dejar esta crisis. Los que hacen previsiones alargan la crisis hasta el 2011 y con una tasa de paro del 16%. Estas tasas de paro parecen retroceder a otros tiempos. Ahora parecía que podíamos tocar ya con nuestras manos el pleno empleo. Hemos comenzado la legislatura en el 8% y ya nos están diciendo los expertos que podemos terminar en el 2011 con un 16% de paro.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído