El Fondo de Reserva de la Seguridad Social sirve para cubrir las necesidades de pago cuando la situación económica es adversa

La hucha de las pensiones, al rescate del sistema ¿hasta cuándo?

En 2011, el Fondo alcanzó su máximo en 66.815 millones. Tres años después, se ha reducido un 37%

La hucha de las pensiones, al rescate del sistema ¿hasta cuándo?
Ahorro, inversión. PD

Dice el estudio Las pensiones y los hábitos del ahorro en España, del Instituto BBVA de Pensiones, que el 80% de los españoles no toma decisiones para preparar su jubilación.

Es más, la mitad de los españoles se consideran como “preocupados pasivos” porque no traducen sus inquietudes ni en la búsqueda de información ni en conductas o en toma de decisiones.

Pues bien, quizá este comportamiento llame la atención, a pesar de que es habitual como vemos por el estudio y por los ejemplos que seguro tenemos alrededor, si tenemos en cuenta que la situación del sistema público de pensiones es complicada. Y una muestra más de ello es que periódicamente se publica en los medios de comunicación que el Gobierno ha tenido que utilizar el dinero de la hucha de las pensiones, una circunstancia que en los últimos años se repite a menudo.

A esta hucha de las pensiones se la conoce oficialmente como Fondo de Reserva de la Seguridad Social y su titular es la Tesorería General de la Seguridad Social, que depende del Ministerio de Empleo y Seguridad Social Básicamente, tal y como explica VidaCaixa en su blog informativo especializado en ahorro para la jubilación, «este fondo sirve para cubrir las necesidades de pago de las pensiones contributivas cuando la situación económica es adversa, como sucede actualmente, con un elevado desempleo, la consiguiente caída de cotizantes a la Seguridad Social y con más personas en edad de jubilación».

En estas circunstancias, es normal que surja la siguiente pregunta: ¿hasta cuándo la hucha de las pensiones puede salir en auxilio del sistema? «No existe una respuesta taxativa al respecto», asegura el blog de VidaCaixa, «pero sí unos datos de reciente publicación que ayudan a vislumbrar cómo se puede dibujar el futuro. Se trata de la Proyección de la Población de España 2014-2064 realizada por el Instituto Nacional de Estadística».

Los datos del INE revelan que, debido a que la práctica totalidad de los ancianos en España recibe alguna prestación económica del Estado, el envejecimiento poblacional supondrá una carga importante para el sistema de pensiones.

En este sentido, prevé que el porcentaje de población mayor de 65 años, que hoy en día es del 18,2%, pasará a ser el 24,9% en 2029 y del 38,7% en 2064 mientras que los ciudadanos en edad de trabajar, concretamente los que tienen entre 16 y 64 años, y a la que le corresponde contribuir a las pensiones de los mayores, disminuye en considerables proporciones, con lo que el sistema actual de pensiones se vería seriamente perjudicado.

Pero volviendo al fondo de reserva y en concreto a los datos del informe presentado a las Cortes Generales sobre la situación del Fondo en 2013, (último sobre un ejercicio completo que facilita el Ministerio de Empleo y la Seguridad Social), el año pasado se tuvo que acudir por segunda vez en su historia a lo ahorrado en épocas de vacas gordas y se gastaron 11.648 millones. En 2012 esta cantidad fue de 7.003 millones

Es decir, en dos años, 2012 y 2013, el Gobierno se ha visto obligado a sacar del fondo de las pensiones 18.651 millones de euros. O dicho en otros términos, la hucha de las pensiones en España acabó 2013 con un total de 53.744 millones, cifra que supone un 14,7% menos que a finales de 2012.

Recuerda VidaCaixa que hasta el año 2010 el Fondo de Reserva de la Seguridad Social pudo ahorrar porque el número de trabajadores que cotizaba era suficiente para que la Seguridad Social pagara las pensiones y, además, lo hiciera para cuando las cosas vinieran mal dadas, «algo que, como sabemos, no tardó en suceder. La recaída en la recesión, de la que técnicamente se salió a finales de 2013 volvió a destruir puestos de trabajo y el instituto público empezó a perder ingresos.

El primer déficit registrado del sistema de pensiones se produjo en 2011, precisamente cuando el Fondo alcanzó su máximo, 66.815 millones. Tres años después, se ha reducido un 37%, descenso que ha sido atenuado gracias a los intereses generados por la inversión que se ha hecho del 97% del Fondo en deuda pública española lo que le ha supuesto beneficiarse del buen comportamiento de los mercados en 2013″.

El pasado 1 de diciembre el Ministerio de Empleo informaba de que había dispuesto de 8.000 millones del Fondo por “la importante necesidad de financiación para hacer frente al abono de dos mensualidades de pensiones: ordinario y extraordinario, así como a la liquidación del IRPF correspondiente a estos pagos”, algo que ya sucedió el pasado mes de julio cuando por el mismo motivo se hizo uso de 6.000 millones. De esta manera, prácticamente acabado 2014, la merma ha sido de 14.000 millones, por lo tanto las reservas están en 42.675,98 millones, un 20,5% menos que a cierre de 2013.

economiadelavida@periodistadigital.com

Autor

Emilio González

Emilio González, profesor de economía española, europea y mundial en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído