Diez años después de su creación, se han contabilizado 11.446 altas empresariales tramitadas y 1.437 actuaciones formativas

El impulso de Madrid Emprende a la creación de empresas

Empresas como About International Media que representa medios internacionales como el New York Times o el Herald Tribune; Biddus, portal de compra online, o NEVEREMPTY, app para venta de entradas de fútbol, son ejemplos de proyectos materializados

«10 años después seguimos apoyando los primeros pasos para que los emprendedores lleguen a donde quieren llegar», dice en el twitter de Madrid Emprende Pedro González Torroba, director general de esta organización, que acaba de celebrar su décimo cumpleaños.

Un total de 238.129 ciudadanos han pasado por Madrid Emprende en sus diez años de existencia desde su creación en 2005. El 68% de ellos lo ha hecho desde junio de 2011, «un momento duro de la recesión», explicaba en el acto de celebración Ana Botella, alcaldesa de Madrid.

Durante esta década se han contabilizado 11.446 altas empresariales tramitadas, 1.437 actuaciones formativas, 834 eventos de contacto e intercambio de ideas, porque esta empresa municipal, «está dedicada a impulsar y apoyar los nuevos negocios, la creación de riqueza y la generación de empleo», tal y como explican sus fundadores que destacan como 100.000 madrileños han montado un negocio en los últimos tres años y medio, y otros 168.000 los que piensan hacerlo próximamente.

«El hecho de que haya más de 100.000 emprendedores en Madrid», señaló la alcaldesa «nos convierte en una de las mayores concentraciones de empresas nacientes de Europa, de acuerdo al Global Entrepreneurship Monitor (GEM)».

La trayectoria de Madrid Emprende se ha materializado en la Red de Viveros de Empresas, una infraestructura que ha albergado en sus siete años de funcionamiento casi 350 empresas en despachos y cerca de 2.000 proyectos empresariales en lugares de trabajo compartidos.

La actividad de estas 350 empresas ha supuesto una facturación de 85,3 millones entre 2008, año de apertura del primer vivero, y 2014, según datos del tercer trimestre. Una cifra que triplica los 24 millones de euros que supuso la construcción de estas infraestructuras.

En esta dirección, y en relación con la industria, Madrid Emprende ha movilizado cerca de 89 millones hacia las áreas de mayor concentración empresarial de la ciudad, ha destinando fondos a la rehabilitación de los polígonos industriales, a la mejora de sus comunicaciones y a la construcción de infraestructuras cuyo objetivo ha sido albergar empresas servindustriales e innovadoras.

«Una línea de actuación que en los últimos años ha extendido el campo de acción de Madrid Emprende a las startups extranjeras y a los organismos multilaterales», dicen desde la organización.

A finales de 2011 entró en servicio el Madrid International Lab, un centro que no solo culminaba el gran proyecto de la Red de Viveros de Empresas de la Ciudad, sino que además suponía un salto cualitativo en la estrategia de internacionalización de Madrid. Un espacio que tiene por objeto atraer no solo inversión, sino también talento extranjero, así como servir de lanzadera para startups madrileñas con proyección exterior.

«Madrid International Lab es, sin duda, una incubadora única en nuestro país. Un espacio al que, tan solo unos meses después de inaugurarse, el Banco Interamericano de Desarrollo decidió trasladar su delegación para Europa, que hasta entonces estaba en París», explican desde Madrid Emprende.

Y es que, para algunos de los emprendedores que han contado con el apoyo de este organismo municipal, entrar en un vivero supuso un gran respaldo moral. Es el caso de Olga Martinez, una de las empresarias que estuvo presente durante los actos de celebración, «ya que llevaba varios meses tratando de sacar su empresa adelante y se sentía un tanto desamparada. Además fue un momento muy delicado en su vida ya que estaba embarazada». Olga está al frente de About International Media que representa a grandes medios internacionales como el New York Times, Herald Tribune, Le Figaro, Bloomber televisión, etc, ante los anunciantes.

Ruth Puente es otro de los ejemplos de buenas ideas que se han materializado en proyectos concretos. Esta arquitecta de Burgos decidió reciclarse como emprendedora en el ámbito del comercio electrónico ante la falta de perspectivas profesionales.

«Su empresa es diferente del resto de portales de compra (market places) ya que es el usuario el que pide ofertas a las empresas en función del tipo de artículo y el número de unidades que solicita de éste», explican desde Madrid Emprende.

Entró en octubre en el vivero de Carabanchel y participó en el concurso Emprendedoras de Yo Dona y Madrid Emprende. Y aunque todavía está en los inicios su empresa, Biddus, ya ha recibido financiación de importantes inversores.

Laurent Chabbal, es un buen ejemplo de cómo funciona Madrid International Lab. Su empresa se llama NEVEREMPTY, app para venta de entradas de fútbol en el último momento. Laurent, es francés y montó su negocio junto con un socio israelí. Acaban de contratar a contratar dos trabajadores, uno español y otro colombiano. Dice Chabbal que no conoce ningún otro país «donde se ofrezcan los servicios que te da el Lab».

economiadelavida@periodistadigital.com

Autor

Emilio González

Emilio González, profesor de economía española, europea y mundial en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído