Los costes ocultos pueden disparar el presupuesto final

¿Sabe cómo ahorrar en sus viajes?

Cuando se viaja, el gasto real no se limita al billete de avión, el hotel y las comidas. A la hora de la verdad, siempre hay otros costes ocultos que disparan el presupuesto final. He aquí varios consejos para reducirlos

¿Sabe cómo ahorrar en sus viajes?
Areopuerto, viaje, vacaciones. EFE/Archivo

Una de las cosas que hay que tener presente cuando se viaja es que el gasto real no se limita al billete de avión, el hotel y las comidas. A la hora de la verdad, siempre hay otros costes ocultos que pueden suponer un problema sobre todo si el presupuesto de que se dispone para viajar es limitado, como le sucede a la mayoría de españoles, o a las empresas si se trata de viajes de trabajo. Hoy contamos con muchos instrumentos para poder ahorrar en el viaje, como los buscadores de ofertas para hoteles y billetes de avión, pero se pueden hacer aún más cosas para seguir ajustando el gasto total.

Lo primero que hay que hacer es tener cuidado con la comida en los aeropuertos, no porque sea mala, sino porque, como todos los que hemos cogido alguna vez un avión sabemos, los precios que cobran en las zonas comerciales de las terminales aeroportuarias son exageradamente elevados. Por ello, es mejor tratar de comer bien antes de llegar al aeropuerto, y si no se dispone de tiempo para ello, o no es una hora conveniente, entonces es mejor prepararse un algo para comer mientras se espera para subir al avión o ya una vez dentro del mismo. Porque, no lo olvide, casi ninguna compañía aérea incluye ya comida gratis durante el vuelo y lo que le ofrezcan durante el mismo se lo van a cobrar también a buen precio.

El segundo coste es el traslado al aeropuerto de partida y desde el de llegada al hotel. En muchos aeropuertos hay buenas comunicaciones a través de autobuses, metro y trenes que permiten ahorrar dinero. El problema es si no tiene forma de llegar a su alojamiento fácilmente con el transporte público o si no le resulta cómodo porque va cargado de equipaje. La alternativa para estos casos que seguramente ya le ha venido a la mente es coger un taxi, pero, cuidado, porque le puede resultar muy caro, entre las tarifas especiales por aeropuerto, la distancia que tenga que recorrer y lo amigos que son algunos taxistas por el mundo de elegir caminos más largos hasta su destino para cobrarle más. En estos casos, es mejor contratar, por internet, o en el mismo aeropuerto, un servicio privado de transporte, bien en un minibús que compartirá con otras pocas personas pero que le dejará en su destino, bien en un automóvil con conductor.

No olvide, tampoco, que puede haber encontrado un vuelo muy barato para su viaje. Cuidado, porque luego empiezan las sorpresas. Por ejemplo, lo que le pueden cobrar por facturar su maleta, sobre todo si le ponen limitaciones respecto al equipaje que puede llevar consigo en la cabina, o por sobrepeso de su equipaje. Respecto a esto último tenga en cuenta que, en el pasado, las compañías solían permitir que si dos personas viajaban juntas, pudieran sumar el peso total autorizado a cada una de ellas para evitar pagar por exceso de peso.

Ahora suelen decir que cada persona tiene un máximo autorizado de tantos kilos y da igual que su acompañante no llegue a ese peso, o que ni siquiera lleve maleta. Le van a cobrar por exceso de peso con toda seguridad.

Por último, si viaja con cierta frecuencia, recuerde que los programas de fidelización de las compañías aéreas, de las cadenas de hoteles y de algunas tarjetas de crédito le ofrecen puntos que puede utilizar para conseguir sus billetes de avión, abaratar el precio de su hotel o pagar la factura de un restaurante. Y, por si no lo sabía, algunas de las empresas de encuestas por internet más importantes en lugar de retribuirle con dinero a cambio de su tiempo a la hora de rellenar los cuestionarios, lo que le ofrecen son puntos para una compañía aérea. Utilícelos.

economiadelavida@periodistadigital.com

Te puede interesar

Autor

Emilio González

Emilio González, profesor de economía española, europea y mundial en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído